FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

“Nos llevará el tiempo que lleve, pero estamos convencidos que los vamos a encontrar”

Posted by FUECYS LISTA 3 en 6 octubre, 2015

Madres y familiares de uruguayos detenidos desaparecidos: “Nos llevará el tiempo que lleve, pero estamos convencidos que los vamos a encontrar”

Madres y familiares de uruguayos detenidos desaparecidos: “Nos llevará el tiempo que lleve, pero estamos convencidos que los vamos a encontrar”

 Les hablan a ellos. A los que vieron, conocieron, escucharon, a esos que incluso, tal vez, enterraron. No nos hablan a nosotros. Les hablan directamente a todos ellos que callan a pesar de saber y conocer la verdad. Los familiares de detenidos desaparecidos escribieron una carta simple, concisa, contundente, fuerte, valiente. Sin vueltas, les hablan a ellos.

Una carta que dice y no grita, que pide pero no ruega.

“Le pedimos que se coloque en nuestro lugar por un instante y comparta las ausencias de todos los días, el día de su cumpleaños, las fiestas, mire sus viejas fotos, vea la silla vacía todos los días y en especial, los domingos. No pedimos mucho, pedimos una mano entre compatriotas, entre uruguayos y uruguayas”, reza un párrafo de la carta.

Luego que se comenzó a conocer, y que esta carta despertó la atención de miles de compatriotas, empezaron a sonar los teléfonos. Anónimos o no, decenas de uruguayos algo tenían para decir y entendieron que el momento era ahora. Tal vez para no cargar más con esa agobiante presión que más tarde o más temprano emerge desde lo más profundo de la conciencia, por aquello de saber y callar durante tantas décadas.

Ignacio Errandonea y Javier Tassino, hablan pausado. Suavecito. El cansancio se les ve cuando hablan. Las palabras transitan despacito. Llegan a dónde tienen que llegar. Pero despacito. Acaso así es lo que sucedió con las palabras que los familiares de los detenidos desaparecidos escribieron en esa carta.

Entre recuerdos y certezas, entre el dolor y la esperanza, una mañana fresca de esas en las que el invierno parece no querer irse más, conversaron con el Portal del PIT-CNT sobre lo más profundo que tienen en sus vidas, la búsqueda de sus seres queridos. La familia, cada familia aún espera, a su manera, encontrarlos al fin.

Errandonea y Tassino contaron al Portal que las llamadas comenzaron a llegar no bien la carta comenzó a circular. El PIT-CNT coordina con “Madres y Familiares” para que no quede nadie sin leerla o escucharla. Pero está claro que no se le habla a los trabajadores. Es un mensaje dirigido a los que pudieron conocer algo. Por ínfimo que pueda parecer. Un dato, chiquito, tal vez menor, pero que puede llegar a ser el comienzo de un recorrido en busca de la verdad.

“No recibirá ninguna recompensa, sólo saber que ayudó a otros seres humanos, sus vecinos, sus compatriotas” dice la carta.

El trabajo cuando alguien llama

El PIT-CNT ya comprometió sus máximos esfuerzos para difundir la carta desde el Portal y desde cada ámbito de militancia y dirección, mediante acciones concretas y con todos los recursos que están a su alcance.

Errandonea y Tassino recordaron que la campaña de difusión ha contado con la colaboración de muchos compatriotas, algunos medios de comunicación y especialmente periodistas desde sus espacios.

“Por ahora lo estamos haciendo a pulmón, con la solidaridad de todos. En la televisión la han pasado en los informativos, no apuntamos por ahora a campaña costosas, pagando anuncios porque no nos dan los medios, pero entendemos que desde el punto de vista solidario se puede llegar”. Los familiares contaron al Portal que hasta el momento se han recibido unas 160 llamadas aportando distintos tipos de información y datos. “Hay muchas llamadas que son interesantes porque nos dejan el teléfono para que nos conectemos y los vayamos a ver. En esos casos que vemos que puede haber datos concretos o útiles, vamos. Ahora precisamente estamos en esa etapa de organizar los datos para poder ir a visitar y ver qué tipo de información tienen; cotejarla, evaluarla y a partir de eso, es que se continúa con los pasos siguientes”.

Un antes y un después

Según explicaron al Portal Tassino y Errandonea, la carta está logrando algo que antes no se había conseguido. “Lo que no habíamos logrado en estos años era tener una expansión como la que tuvimos ahora. La carta gustó, prendió en la gente, en los informativos, en los periodistas, gustó. A lo que ha apuntado esto esencialmente es a que lo escuche una persona que sabe de enterramientos, directamente a él, o también un familiar, el que sea”.  Los integrantes de “Madres y Familiares” consignaron que en el equipo de procesamiento de la información “hay antropólogos pero también familiares, distintos compañeros que han estado vinculados a la búsqueda de desaparecidos, que tienen cierta experiencia”.

Aquellas pequeñas cosas

“Nosotros a esta altura sabemos que hay que armar una especie de  rompecabezas para llegar a la verdad, porque los principales responsables (de lo sucedido) están convencidos de no decir nada y se van a llevar el secreto a la tumba. Y otros ya se murieron. Entonces, para armar ese rompecabezas, cualquier información sirve. Desde un compañero que estuvo preso junto con un compañero desaparecido y recuerda algo, por ejemplo detalles, desde la ropa o el calzado. Todos los detalles son los que nos permiten armar el rompecabezas para saber que pasó con ellos”.

Para los familiares que mantienen la búsqueda como el primer día, el rompecabezas personal “lo vas a llevar siempre, lo vas a llevar contigo toda la vida, más allá de cosas que son importantes que desatan nudos. Por eso estamos haciendo la campaña, para cumplir con una etapa, la etapa de encontrar cuerpos que nos posibiliten ir subiendo los escalones. En definitiva, ayuda, es una caricia al alma, es una cosa agridulce, que si los encontramos nos va ayudar y también serán unos recuerdos para atrás que se te vendrán arriba. La cosa es avanzar, hacer cosas que nos permitan ir avanzando y armar el rompecabezas que tiene que ver con los logros y con el sentimiento personal”.

Sanar heridas

¿Cómo hacer para sanar las heridas? Para salir adelante. Recibiendo las noticias provenientes a cuentagotas desde el ámbito judicial, y que refieren a la marcha de las causas abiertas.

“Las heridas te acompañan toda la vida. Es duro. Mi padre se murió, lo pude enterrar. A mi padre lo recuerdo con alegría y con mis hermanos comentamos cosas buenas, regulares y malas; de mi madre lo mismo. En cambio sobre mi hermano no pudimos terminar de cerrar el duelo e inclusive nos cuesta entre hermanos hablar, porque son heridas que están abiertas. Obviamente que está el recuerdo del cumpleaños, en las fiestas tradicionales cuando nos juntamos. Muchas veces hasta los tiempos verbales cuestan porque casi sin darte cuenta a veces hablamos en presente porque no tenemos asumida la muerte, porque es una herida que hoy sigue estando abierta. Uno a sus padres los quiere mucho pero cumplieron su ciclo de vida, murieron, los enterramos y es lo que nos pasa a todos los seres vivos, eso está incorporado…  pero ese final abrupto es lo que no está incorporado” explicó Errandonea.

Cuando llega la notica

El dolor y la certeza de saber que alguno de los compatriotas finalmente fueron encontrados en el proceso de excavaciones, supone una experiencia tan removedora como difícil de explicar.

“Cuando aparecieron los primeros restos de un compatriota por un lado sentís dolor y por otro alivio porque sabés que en nuestra familia -que son los familiares, somos todos familiares, somos una familia- y saber que una familia pudo cerrar el duelo, se pudo avanzar para cerrar ese duelo, eso es muy importante”.

“Tenemos todo el tiempo del mundo”

Ellos van a seguir buscando. Siempre. “Vamos más lentamente que lo planeado, pero se está trabajando. La idea es que la campaña siga por un buen tiempo. La difusión de la carta la tenemos que mantener hasta fin de año, pero vamos a seguir. El tema de corroborar va a depender del tipo de información que se siga recibiendo y eso va a llevar más tiempo porque para hacer excavaciones tiene que haber todo un proceso judicial. Llevará el tiempo que lleve; nos estamos poniendo viejos pero tenemos todo el tiempo del mundo porque sabemos que nuestras madres se han ido muriendo y los hermanos y los hijos hemos ido ocupando lugares, ese lugar. Y con el paso del tiempo empezamos a ver a los nietos que se incorporan a la búsqueda. Generacionalmente tenemos todo el tiempo del mundo y estamos convencidos de que los vamos a encontrar, nos llevará el tiempo que nos lleve, pero los vamos a encontrar”.

La carta

Queremos reflexionar juntos.

Si Usted se entera de que ha desaparecido una persona y por diversas circunstancias sabe algo, un detalle, una información. ¿Qué haría? ¿Se callaría o trataría de colaborar con los familiares?

Es lo que venimos a pedirle.

Han pasado muchos años –demasiados-, y el tiempo sigue su curso. Inexorable.

Lo que nosotros pedimos es poder llorar a nuestros desaparecidos. A nuestros hijos e hijas, hermanos, padres, amigos, primos. Se los llevaron hace más de 40 años. ¿No tenemos el elemental derecho de saber su paradero?

Le pedimos que se coloque en nuestro lugar por un instante y comparta las ausencias de todos los días, el día de su cumpleaños, las fiestas, mire sus viejas fotos, vea la silla vacía todos los días y en especial, los domingos. No pedimos mucho, pedimos una mano entre compatriotas, entre uruguayos y uruguayas.

Si usted vio algo, sabe algo, conoce algún detalle que nos pueda ayudar a encontrarlos, le pedimos un gesto de humanidad. No importa en qué circunstancias estaba.

No recibirá ninguna recompensa, sólo saber que ayudó a otros seres humanos, sus vecinos, sus compatriotas. Es su opción: identificarse o no, aporte sus datos, pero hágalo con responsabilidad, no juegue con nuestro dolor y nuestras ausencias.

Entregue su carta, su mensaje en alguna parroquia, templo o sinagoga en todo el territorio nacional, o en Nicaragua 1332, Apartamento 205, o llame al teléfono 0800 9942 y deje grabado su mensaje desde un teléfono particular o un teléfono público, con los datos que nos ayuden a esclarecer lo sucedido en aquellos años, de 1971 en adelante tanto en el Uruguay como en el exterior.

 

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos DesaparecidosClick to enlarge image DSCN6008.JPG

 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: