FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

-¿Cuáles son los proyectos y planes que traes a Inefop?

Posted by FUECYS LISTA 3 en 15 agosto, 2015

Ismael Fuentes (Inefop): El Estado, empresarios y trabajadores tienen mucho que aportar en la capacitación”

Ismael Fuentes (Inefop): El Estado, empresarios y trabajadores tienen mucho que aportar en la capacitación"

El representante de los trabajadores en el Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), Ismael Fuentes fue categórico en sostener que “no hay crisis en el país, estamos hablando de un país que va a seguir creciendo”. Declaró que su objetivo es que “todas las ramas de actividad tengan su sectorial instalado” y se lamentó por la falta de difusión del trabajo que está llevando adelante el instituto.

-¿Quién es Ismael Fuentes?

-Tengo 54 años y más de 30 años de militancia sindical. En 1982 – 1983 comencé con la organización de la Pro Federación de Obreros y Empleados de la Bebida (FOEB) siendo trabajador en esa época de Pepsi – Cola. Si bien ya venía con algo de actividad política, en 1972 siendo muy jovencito me afilié a la Unión de la Juventud Comunista (UJC) y milité en el movimiento estudiantil hasta 1974 porque la represión venía muy dura, por lo que pasé al ostracismo. De todos modos como era la militancia en la época de la dictadura te enganchabas y te desenganchabas de acuerdo a la represión del régimen de facto.

En 1980 retomo la militancia política de forma clandestina y en 1982 con un poco de precaución, porque muchos de nuestros nombres estaban en la lista de la dictadura, nos jugamos. El 21 de  mayo de 1981 el régimen había aprobado la Ley 15.137 de Asociaciones Profesionales y fue uno de los firmantes para que el gobierno de facto “legalizara” a la FOEB. De ese tiempo hasta ahora he sido Secretario General de la FOEB y hoy soy presidente de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys), integre el Secretariado de Fuecys, el Secretariado y la Mesa Representativa del PIT-CNT, y hasta el Congreso de noviembre estaré en la directiva de Fuecys. La idea es que ingrese gente joven porque es bueno que el movimiento sindical se vaya renovando. Por lo que estaremos en otras tareas a partir de noviembre.

-¿Cuáles son los proyectos y planes que traes a Inefop?

-Es la primera vez que integro este organismo. De todos modos tiene que quedar claro que no existe aquello de “llegue yo y vamos a colonizar”. Existe un trabajo ya hecho, en los últimos años lo llevó adelante el compañero Héctor Masseilot y junto a Julio Perdigón lo pensamos continuar.

Se cuestiona mucho sobre lo que no hizo Inefop en el período pasado y el problema es que los tres representantes del Poder Ejecutivo no conducían, cada uno venía con posiciones distintas y ello no permitía un buen funcionamiento. Era muy difícil pararse en una cancha donde el que tiene la responsabilidad de conducir no marcaba una estrategia. Eso generó serias dificultades.

A esto se le suma el hecho de que en el período pasado se estuvo muy abocado a armar algo que comenzaba de cero. No había nada. Se tuvo que alquilar la casa y montar la infraestructura necesaria para poder operar y accionar en el área de la formación. Eso llevó tiempo.

Por lo que nosotros ya hemos establecidos tres cosas que consideramos fundamentales. Lo primero y lo más importante es lo que se llama el Programa de Trabajadores en Actividad, que es la capacitación a todos los trabajadores que están en actividad. Queremos que se vayan generando espacios para mejorar sus condiciones de trabajo, sus capacidades y conjuntamente ir trabajando la acreditación de saberes. Hoy tenemos una importante y constante introducción de nueva tecnología y es necesario ir capacitando al personal en cada centro laboral.

Antes todo esto era muy desordenado y por eso queremos que junto con la UTU, ya que nos hemos puesto de acuerdo, generar acreditación de saber. Esto significa que el trabajador va a tener un diploma. A modo de ejemplo se puede decir que si soy un vendedor de tienda y me enseñan ingles paso a tener otra acreditación y un valor superior en el mercado laboral.

-¿La propuesta es para gente que está trabajando. Pero, ¿en principio se capacitaba sólo a quienes pasaban al Seguro de Paro?

-Sí, venimos de un proceso donde sólo se capacitaba a los trabajadores que estaban en el Seguro de Paro, más allá de que existían algunos programas que atendía a mujeres y jóvenes que tenían dificultades para conseguir empleo. También algo en el área de discapacitados también se venía haciendo. Hoy, abarca a más personas y se procura capacitar a los trabajadores que están en actividad.

Por este motivo se comenzó con lo que consideramos muy importante y que pasa por instalar los comités de empleo sectoriales. Esto significa tomar las ramas de actividades, así como existen a la hora de planificar los Consejos de Salarios, para que los empresarios, el MTSS y los trabajadores del sector definan donde están las dificultades y capacitar el personal para mejorar. Consideramos que esto nos va a permitir revolucionar y generar una discusión en torno a la evaluación de tareas. Nos permitirá evaluar tareas que en muchos casos llevan 30 años, ya son obsoletas y no existían los niveles de tecnología que hay ahora. Lo que permitirá que los compañeros mejores sus condiciones de trabajo, tanto en lo salarial como en la vida cotidiana.

-¿El segundo punto a impulsar cuál es?

-Son los trabajadores que están en el Seguro de Desempleo. Estoy convencido que no hay crisis en el país. Muchos hablan de crisis y se quejan, pero estamos en un país que va a seguir creciendo. Sin lugar a dudas un país que crece, se encuentra con que -en este contexto internacional- algunas actividades tienen dificultades para exportar o colocar sus productos. Hay sectores muy afectados, como pueden ser los textiles, los metalúrgicos, entre otros. Y es producto sobretodo del contexto regional. Esos trabajadores que van al Seguro de Paro deben ser atendidos.

Existen varios sentidos a la hora de la capacitación. En primer lugar recapacitarlo para reinsertarlo en la propia actividad, cuando eso es posible y luego de determinados estudios. En segundo lugar es capacitarlo para otros sectores, en la medida que baja el empleo en su rama de actividad. Y, por último está la construcción de empresas recuperadas. Ya sea a través de la economía social, cooperativas y de autogestión. A las que se pueden agregar la Pymes, pequeñas y medianas empresas, y algunas sociedades anónimas, como es el caso de Envidrio.

-¿El tercer punto cuál es?

-Es como ponemos el instituto al servicio de la gente. Hay una discusión importante. El gran problema es que Inefop ha hecho mucha cosa y no se difunden. En los últimos días se entregaron certificados de los cursos realizados a 300 jóvenes y eso no tuvo ninguna difusión a través de los medios de comunicación. Cuando se informa cosas tan malas y se abren los informativos con los asesinatos el hecho de que 300 jóvenes recibieran un diploma no importó. Tenemos nosotros, además, problemas para difundir lo que hacemos.

A modo de ejemplo recuerdo que uno de los muchachos que hizo el curso recordó que estaba en la droga y para cualquier cosa. Al culminar el curso estaba muy contento y se quejó porque no sabía de la existencia de Inefop.

Cambia, todo cambia

-A los trabajadores que concurren a Inefop se les da una lista de cursos. ¿Esto indica que el Estado no tiene una planificación de donde va a necesitar mano de obra.

-Al hablar de Inefop no podemos dejar de reconocer el papel que jugó en 1992 la Junta Nacional de Empleo (Junae). En un momento de una caída grande del empleo en la década del 90´, donde el neoliberalismo arrasó con miles de puestos de trabajo. En ese momento se desarrollo una política de capacitación para esos trabajadores que iban quedando expulsados de las grandes fábricas como las textiles, la bebida, metalúrgicos, etcétera. En ese momento se capacitó a los miles que estaban en el Seguro de Paro para reinsertarlos en el mercado. Si bien existieron algunas dificultades, ya que se generaron cientos de capacitaciones que luego resultaba difícil conseguir trabajo. Si capacitas a mil peluqueros luego te encontrás con que no hay tanta demanda.

Toda esta experiencia generó un debate que llevó a que la Junae se convirtiera en un instituto. Y a partir de eso se intentó crear mejores condiciones para la capacitación. Esto implica que hoy antes de anotarte te encontras con orientadores que analiza tu situación y dentro de lo que se necesita en la actividad nacional te orienta la capacitación que te dará mejores condiciones para reintegrarte en el mercado. Por lo que avanzó mucho en este tema. También se avanzó en las evaluaciones de los cursos, porque en el pasado existían algunos muy malos.

-¿En Inefop no hay grandes discusiones a la hora de los cursos entre empresarios, trabajadores y gobierno?

-En general en los lineamientos estratégicos hubo consenso, del momento en el que estamos y las necesidades que tenemos. En la estructura del nuevo organigrama también. Donde siempre aparece alguna diferencia es en la cantidad de trabajadores que se necesitan en el instituto, la forma de describir la tarea de cada trabajador. Pero en un 80%, consiste consenso.

En el tema de economía social, que afecta a los empresarios porque son los trabajadores los que se apropian de los medios de producción, los empresario pusieron resistencia y votaron en contra de la presencia de la economía social en el Directorio de Inefop.

-¿Qué no puedes dejar de hacer antes de irte de Inefop?

El proceso que iniciamos es el eje central, la instalación de los sectoriales. Mi objetivo es que todas las ramas de actividad tengan su sectorial instalado, porque de allí es de donde vamos a sacar el mejor rendimiento. Quién mejor que los actores sociales para saber que necesita cada rama de actividad. Cuando hablamos de los actores sociales hablamos también de los empresarios. Entendemos que tanto el Estado, los empresarios y los trabajadores tienen mucho que aportar en beneficio del país y a eso apostamos.

Integración de Inefop

El Directorio del Instituto está integrado por ocho miembros. Siete tienen voz y voto y el otro representa a las instituciones cooperativas a través de Cudecoop y de la economía social. De los siete que tienen voz y voto tres representan al Poder Ejecutivo (Ministerio de Educación y Cultura – MEC; Oficina de Planeamiento y Presupuesto – OPP; y Ministerio de Trabajo y Seguridad Social – MTSS), que es Eduardo Pereira, Director General y un ex dirigente sindical del transporte.

A los que se le suman dos por la parte empresarial (Cámara de Comercio y Cámara de Industrias)  y dos por los trabajadores, Julio Perdigón e Ismael Fuentes.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: