FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

“Ahora hay que ir por más”

Posted by FUECYS LISTA 3 en 7 agosto, 2015

Fernando Pereira (presidente del PIT-CNT):

“Ahora hay que ir por más”

Fernando Pereira (presidente del PIT-CNT): “Ahora hay que ir por más”

Con la presencia de dirigentes de los sindicatos que componen la Mesa Representativa, los cuales colmaron el salón de reunión, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, sostuvo que “hay que dar la batalla para que los empresarios tengan menos ganancias y los trabajadores un mayor salario. Y, esto es una contradicción de intereses puros y duros”.

El presidente de la central sindical comenzó la conferencia de prensa agradeciendo al “denodado y comprometido trabajo previo” que se hizo en cada rincón del país para que “este paro general fuera lo que todos vemos hoy. Los miembros del Secretariado Ejecutivo hemos estado en distintos lugares, en particular en los centros de trabajo, y esto permitió, tal vez, que se lograra el mayor acatamiento (a la medida de paro) pos democrático del movimiento sindical uruguayo (aplausos prolongados)”.

“Hemos visto el apoyo fundamental que al movimiento obrero le ha dado la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam). En todas las cooperativas se ha difundido e impulsado la medida de paro general. En cada centro de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) y en cada local de la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu) hemos visto la convocatoria y el apoyo a la medida del movimiento sindical. En el acto realizado por nuestros queridos compañeros de la Onajpu en la Plaza Independencia y hasta el día de hoy hemos visto el compromiso y el apoyo que le han brindado al PIT-CNT”, señaló Pereira.

El dirigente sindical también se refirió al hecho de que “se pudo comprobar algo que ya pronosticábamos: decenas de miles de pequeños comerciantes se han sumado y se han sentido parte de este paro (aplausos). Porque son híper conscientes de que si a los trabajadores nos va bien, a ellos les va bien. Saben que no se pueden sentir empresarios si tienen un kiosquito al cual le dedican 12 o 14 horas de su vida. O si tienen un pequeño comercio para obtener un salario. Ellos son parte del movimiento de los trabajadores uruguayos y tienen que sumarse, como lo han hecho. Había que ver la adhesión de este tipo de comercios en el Paso Molino, La Teja, Maroñas… había que ver 18 de Julio vacía, compañeros. Mucho más vacía que un domingo, porque el domingo hay feria en Tristán Narvaja. Había que ver la Ciudad Vieja, casi desierta”.

Ahora hay que ir por más

Pereira se preguntó “¿si toda esta gente se sumó por qué el PIT-CNT los convocó? No compañeros, lo hicieron porque comparten las ideas que el movimiento sindical colocó detrás del paro. Y, es: si al país le va bien y crece a una tasa (quinquenal) del 15%, los trabajadores queremos tener parte de esa riqueza. Si al país le va bien, a los trabajadores les tiene que ir bien. El proceso de cambios que se inició en el 2005, con la ley de negociación colectiva, de libertad sindical, de tercerizaciones, de ocho horas del trabajador rural, de responsabilidad penal empresarial, del Sistema Nacional Integrado de Salud, de las modificaciones a la reforma tributaria, etcétera; ahora hay que ir por más”.

Agregó el dirigente del PIT-CNT que “al Uruguay se le prometió ir por más. Que esos cambios no se iban a detener. Y créannos que estas pautas salariales (presentadas por el gobierno) son una traba al avance de estos cambios que el movimiento sindical propone (aplausos). No lo hacemos de forma antojadiza (siguen los aplausos). No nos gusta perder un día por paro. No hacemos paro por gimnasia, ni por entrenar el músculo. No hay un millón de uruguayos que se sumen a cualquier propuesta. Hay un millón o más de uruguayos que se suman a que los trabajadores de menos recursos, ni más ni menos que 600 mil, según el estudio del Instituto Cuesta-Duarte, que ganan menos de $ 15.000 tienen que tener mejoras salariales”.

Para Pereira “la lógica es que la distribución de la riqueza tiene varios componentes. Uno es el educativo; una sociedad como la nuestra no puede tolerar que un maestro o un profesor ganen en los primero cuatro años $ 17.000 de salario, y cuando egresa termina ganando $30.000. Porque nos pasa lo peor, acumulan una cantidad de horas imposibles de cubrir o dejan de ejercer la profesión. El presupuesto educativo, además, debe contemplar todos los convenios salariales del sector público. Eso incluye la negociación que está pendiente en el sector judicial. Ojalá mañana en el Consejo de Salarios Públicos encontremos una señal positiva, que de alguna manera garantice a los trabajadores negociar con el 100% del IPC y crecimiento salarial. Porque si el Uruguay va a crecer, también el salario de los trabajadores públicos tiene que crecer”.

El dirigente aseguró que “hemos dicho y lo hemos sostenido en más de 2.000 asambleas, en los Plenarios del Interior del país y en cientos de fogones realizados en las ciudades, que si a los trabajadores les va bien, al país le va bien. Por eso, ¿qué le vamos a explicar a los jubilados? Si ajustan ni más ni menos que por el Índice Medio de Salarios (IMS). ¿Cómo los jubilados no van a apoyar? Si anteriormente fueron nuestros compañeros militantes sindicales. Es fácil verlos como han dejado la militancia del trabajador activo y  han agarrado la militancia del trabajador pasivo para mejorar esas jubilaciones y pensiones que están en menos de $8.000. Una cifra que claramente nos indica que es imposible vivir para cualquier viejo o vieja uruguaya”.

En torno a los comerciantes Pereira se preguntó “cómo no van a estar de acuerdo con el movimiento sindical si allí donde se abre una obra o se instala una empresa el almacenero va a estar mejor. Pero sobre todo, ¿cómo no se va a apoyar que se quiera achicar la brecha entre ricos y pobres en el Uruguay? En el Uruguay los empresarios pueden discutir el valor del trabajo y se podrá discutir hasta de la vida, menos la rentabilidad. Y estq es una batalla que tenemos que dar: que los empresarios tengan menos ganancias para que los trabajadores tengan mayor salario (gritos y aplausos de aprobación). Se le podrá llamar a esto de mil maneras, no voy a utilizar lo que el enemigo mañana me va a publicar, pero esto es contradicción de intereses puros y duros. Por supuesto que se van a quejar por tener una rentabilidad menor”.

Más adelante el presidente del PIT-CNT recordó que “estamos en un país que tiene 80.000 viviendas vacías y hay 80.000 familias sin viviendas. Es acaso esto tolerable para cualquier persona sensible de la sociedad. ¿No habrá que aprobar en el Parlamento a los inmuebles vacíos para que pasen al mercado y bajen los alquileres en el Uruguay? ¿Podemos tolerar que los trabajadores de la Pasiva en Maldonado estén haciendo un campamento para cobrar sus haberes laborales porque el dueño desapareció? ¿No será que tiene que aprobarse en el Parlamento una ley de insolvencia patronal? Para que todos los patrones coloquen parte de su ganancia y así solucionar este tipo de problemas. Hemos insistido enormemente en algo que Marcelo (Abdala) denominó no jugar al achique. Y, teníamos razón. Teníamos razón cuando decíamos que no había que suspender la construcción de Antel Arenas, porque genera la peor señal a la sociedad”. (aplausos)

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: