FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

Salarios: empresarios cautos y Pit-Cnt disconforme con pautas

Posted by FUECYS LISTA 3 en 30 junio, 2015

Salarios: empresarios cautos y

Pit-Cnt disconforme con pautas

El gobierno propuso ajustes salariales para el sector privado que toman en cuenta las diferencias en la situación de los distintos sectores de actividad, y sugirió para las áreas con mayores problemas mejoras anuales poco superiores a la inflación.

JUAN PABLO CORREA30 jun 2015

El anuncio fue hecho al mediodía de ayer por el ministro de Economía, Danilo Astori, y su colega de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, que se preocuparon en destacar que estos lineamientos fueron aprobados por unanimidad y “sin fisuras” en el gabinete. Las negociaciones de la sexta ronda de consejos de salarios se desarrollarán en los próximos 90 días y se podrán extender en los casos que se justifiquen.

La primera reacción del Pit-Cnt fue considerar los lineamientos como “insuficientes”.

El gobierno pedirá a los distintos sectores de la economía que se “autoclasifiquen”

según su situación. Si no se ponen de acuerdo, laudará el Poder Ejecutivo. Los sectores

considerados “dinámicos”, que están creciendo a un ritmo superior al 4% anual,

deberían dar un aumento nominal anual de 10% en el primer año de vigencia del

acuerdo, de 9% en el segundo y de 8% en el tercero. En el sector “medio”, los

porcentajes serán de 8,5%, 7,5% y 7%, y en el grupo que atraviesa dificultades,

conformado por áreas de actividad que reciben subsidios del Estado, que enfrentan

problemas de competitividad o en las cuales peligra el empleo, los porcentajes de

aumento serán de 8%, 6,5% y 6%.

Los acuerdos que vencen hoy mismo y se renegociarán tendrán tres años de vigencia. Los que se negocien en 2016 se extenderán por dos años y los porcentajes de ajuste que establecen equivalen a los vigentes en el segundo año de aquellos que se firmen por tres.

Los entendimientos que se negociarán el año próximo vencerán en 2018 para que su renegociación se pueda realizar sin estar “contaminada” por la campaña electoral de 2019, explicó Astori a El País.

En un gesto hacia la central sindical que ha insistido en la necesidad de mejorar los salarios inferiores a $ 15.000, el gobierno sugiere un incremento adicional al que se establezca en los consejos de 3,5% para los salarios que van de $ 10.000 a $ 12.000, y de 2,5% para las remuneraciones que van de $ 12.000 a $ 14.000.

Se mantendrá el mismo ritmo de incremento anual del salario mínimo que llegará en 2018 a $ 13.430, todavía por debajo de los $15.000 que aspira el Pit-Cnt.

Los ajustes serán semestrales. En los acuerdos a tres años, al final del segundo año de vigencia, se aplicará un ajuste salarial adicional si fuera necesario correspondiente a la diferencia entre la inflación observada y los mejoras salariales que se hayan dispuesto para ese lapso. Se repetirá el procedimiento al tercer año.

Para los convenios a dos años, el correctivo se aplicará al final del segundo año. Y habrá una cláusula “gatillo”: si la inflación acumula más de 12% desde el comienzo de la vigencia del convenio (algo que aparece como poco probable), se compensará a los trabajadores al mes siguiente. Las empresas podrán tener la posibilidad de “descolgarse” de los convenios por una causa justificada. Esa posibilidad ya existe, aunque se aplica poco.

Los ministros dijeron también que podrá haber complementos a las remuneraciones en función de los pagos adicionales por productividad que serán analizados por empresa, por rama y por grupos de empresas. Estos pagos deberán estar por encima de los incrementos mínimos marcados en los lineamientos generales.

Ayer Murro anunció que por la tarde se informaría de los lineamientos a las cámaras empresariales y a los sindicatos, pero la reunión debió cancelarse porque las gremiales pidieron más tiempo para analizar los anuncios. Washington Corallo, presidente de la Cámara de Industrias, dijo a El País que ayer por la tarde la gremial analizó en su sede la situación pero que prefería por el momento no hacer comentarios. Agregó que la convocatoria para la reunión de ayer fue hecha con muy poca anticipación por lo que el sector privado decidió pedir su postergación. La reunión se concretará hoy martes.

Alfonso Capurro, de CPA Ferrere, consideró “sano” que se reconozca que el nivel de crecimiento económico ya no es el mismo y que “hay sectores efectivamente en caída”, y valoró que “se está intentando acotar los efectos de la indexación”.

Capurro se mostró escéptico respecto a la posibilidad de que se pueda medir de manera adecuada la productividad porque se carece del sustento estadístico para ello.

Los pagos por productividad no se han extendido hasta ahora en Uruguay, dijo, y consideró que, de existir, deberían implementarse por empresa.

“Si se establecen promedio de productividad por rama las empresas que no están bien se pueden ahogar con los aumentos salariales que no consideran su propia realidad”, agregó. Los lineamientos, según Capurro, “suenan en línea con los desafíos” aunque no solucionarán problemas de competitividad como los que tiene la industria automotriz.

Aldo Lema, de Vixion Consultores, dijo que “las señales parecen altas para los sectores con mayores dificultades o los salarios más sumergidos”.

“Son intenciones loables, que en la medida que no vayan acompañadas de un crecimiento de la productividad, llevarán a que el ajuste en dicho segmento sea vía cantidad, con caída en los niveles de ocupación y mayor desempleo”, advirtió Lema.

Lineamientos realistas y un primer paso a desindexación.

El asesor de la Cámara de Comercio, Juan Mailhos, consideró “realistas” los lineamientos que presentó el gobierno ayer y los tomó como un primer paso hacia la desindexación. El economista Aldo Lema opinó que si se consideran “las expectativas de inflación implícitas para el trienio, las señales del gobierno asumen salarios estables en términos reales”. “Se trataría de un lineamiento que buscaría privilegiar el mantenimiento del empleo o incluso la creación de puestos de trabajo (asumiendo un crecimiento del PIB cercano a 2% en el período de vigencia del convenio). Para Lema, “la aspiración sindical de un crecimiento de los salarios reales similar al Producto Interno Bruto solo se daría con estancamiento en el empleo y una mayor desocupación”. El desempleo en abril se ubicó en 8,1%, el mayor nivel desde mayo de 2010 aunque el Pit-Cnt ve “normal” ese valor. En los primeros cuatro meses de 2015 se perdieron 22.500 empleos.

PRIMERAS REACCIONES.

“Dos kilos de carne de aumento”.

En una primera lectura, el Pit-Cnt considera “insuficiente” la propuesta gubernamental porque los denominados “correctivos” por inflación “no se dan como pretendíamos”, dijo a El País el presidente de la central, Fernando Pereira. A su juicio, “claramente” no se llegará a $15.000 de Salario Mínimo Nacional cuando termine este gobierno (hoy ese indicador está en $10.000) y son bajos los ajustes diferenciales para los sueldos más bajos que no pasan de $14.000. “Son $ 400, dos kilos de carne. Y en esa franja están decenas de miles de trabajadores. Es un piso muy bajo”, advirtió. Pereira insistió en que la central “no ve por qué” las alzas salariales no pueden ir acompasadas al incremento del Producto Interno Bruto. De todas formas, dijo que la central esperará a escuchar las explicaciones que recibirá en la reunión de hoy. “No nos negamos a discutir ni la categorización de los trabajadores ni la productividad”, aclaró. Pereira hizo ayer un primer análisis con algunos integrantes del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt de los anuncios. También el presidente del sindicato del comercio (Fuecys), Ismael Fuentes, ve los lineamientos como “insuficientes”.

“Propuesta no recupera salarios”.

El gobierno planteó como sus objetivos para los Consejos de Salarios el mantenimiento de los empleos, la no pérdida de poder de compra y la mejora de los salarios más deprimidos. Y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, descartó que se planteara una desindexación.

Sin embargo, el secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, dejó entrever sus dudas en declaraciones al portal de la central. “Para que esté garantizado el poder de compra del salario de los trabajadores, esto es el salario real, tiene que estar claramente discriminado en los aumentos cuánto corresponde a la inflación, al 100% del IPC, y cuánto corresponde a eventuales puntos de recuperación o crecimiento. Todo lo cual debe ser acordado en cada rama de negociación. Hoy la propuesta plantea ajustes al salario nominal y no establece ni tiene en cuenta la recuperación”, señaló. “Para nosotros es muy importante la periodicidad de los correctivos. En este caso recién se plantea una corrección para el segundo año de convenio colectivo”, advirtió. En una primera lectura, para el Pit-Cnt no hay bases para un acuerdo, dijo Abdala.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: