FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

El gobierno estudia desvincular subas de sueldos de la inflación

Posted by FUECYS LISTA 3 en 23 junio, 2015

CÁMARA DE INDUSTRIAS ACONSEJÓ A ASOCIADOS NO DAR AUMENTOS POR SOBRE EL IPC

El gobierno estudia desvincular

subas de sueldos de la inflación

El gobierno definirá en esta semana los lineamientos para los Consejos de Salarios y una de las alternativas que baraja es proponer la desindexación de los sueldos, es decir la desvinculación de su porcentaje de ajuste de la inflación, adelantaron a El País fuentes oficiales.

J. P. CORREA / C. TAPIAmar jun 23 2015

Las fuentes señalaron que “tenemos presente el objetivo del combate a la inflación” y que se está trabajando contra reloj para que los lineamientos estén prontos para la reunión del Consejo de Ministros de la próxima semana. Se barajan varias opciones y una de ellas es la desindexación. A partir del 30 de junio comenzará la negociación formal de varios convenios como los de la bebida, la salud privada y los clubes deportivos.

A nivel del Pit-Cnt ya circula la versión de que el gobierno baraja la desindexación, a la que se considera un augurio de elevada conflictividad dado que podría desembocar en que los salarios perdieran poder adquisitivo. Por lo pronto, la Cámara de Industrias recomendó formalmente a sus asociados que solamente ofrezcan el mantenimiento del salario real sin puntos de recuperación, dijo a El País el presidente de esa gremial, Washington Corallo.

En la CIU se considera que en el pasado reciente algunos aumentos fueron “mal dados”

como forma de evitar la conflictividad laboral, pero que desde entonces la situación

cambió para mal y ahora debe primar la cautela si se pretende evitar la destrucción de

puestos de trabajo, comentó Corallo. La industria se ha contraído de forma “preocupante

y pierde empleos, agregó. De hecho, Andrés Fostik, presidente de la Comisión de

Asuntos Sociolaborales de la CIU, entiende que en algunas ramas los salarios deberían

bajar

La postura oficial del Pit-Cnt es que sigue existiendo margen para que suban los salarios en términos reales, en particular los más deprimidos, en línea con el crecimiento del Producto Interno Bruto. La central recuerda siempre que todavía hay 600.000 trabajadores que ganan menos de $ 15.000. Y quiere llevar a esa última cifra el Salario Mínimo Nacional.

Richard Read, dirigente del sindicato de la bebida (Foeb) e integrante del Secretario Ejecutivo del Pit-Cnt, que el año pasado polemizó con el entonces ministro de Economía, Mario Bergara, que había insinuado la necesidad de desindexar, dijo a el País que “esa idea no se cayó y (en el Ministerio de Economía) la siguen manteniendo, lo están manejando”. Read advirtió que en una asamblea del sindicato de Fábricas Nacional de Cerveza que se realizó la semana pasada se decidió en forma unánime que el sindicato luchará por el mantenimiento del salario real.

“Desindexar es igual a rebaja salarial y eso es conflicto. Nos veremos en la cancha”, advirtió Read. El sindicalista dijo que en su sector las remuneraciones subieron 178% en términos reales en los últimos once años y que las remuneraciones rondan entre $ 40.000 y $ 68.000, lo que lo hace uno de los rubros industriales con mejores salarios.

Aunque en la actual desaceleración, la obtención de puntos adicionales de incremento real no es la prioridad, el sindicato no aceptará de ninguna manera perder poder adquisitivo. Read dijo en la asamblea que hay rumores de que algunas empresas industriales pretenden ajustes equivalente al 90% del IPC previsto.

Su colega del Secretario Ejecutivo y dirigente de la Confederación de Funcionarios del Estado (COFE), José Lorenzo López, ratificó que la central quiere recuperación en los salarios y advirtió que desindexar equivaldría a “echar nafta” en los conflictos.

En julio de 2014 Bergara dijo en una comparecencia en la comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados que para la negociación de 2016 se debía “tratar de despegarnos un poco de las cláusulas indexatorias, yendo a negociaciones de salario nominal”, y agregó que, para “negociar salarios nominales sin cláusulas indexatorias automáticas que pueda ser fructífero y creíble, hay un prerrequisito: bajar la inflación”.

El ministro de Economía, Danilo Astori, ya ha advertido que en la ronda de Consejo de Salarios que se avecina puede ser que haya que dar prioridad al mantenimiento del empleo por sobre el incremento del poder adquisitivo, aunque también dijo que no cree que las alzas de sueldos aceleren la inflación. De todas formas, la desaceleración que se evidencia en las exportaciones en lo que va del año y el alza del desempleo hasta el 8,1% en abril, han llevado a las empresas a plantear la necesidad de prudencia en los ajustes.

En tanto, ayer por segunda vez en una semana, el Ministerio de Economía dejó plantados al Sindicato Médico del Uruguay (SMU), a la Federación Uruguaya de Salud (FUS) y a los delegados de las mutualistas, en una cita acordada en el marco del Consejo de Salarios. Fuentes de la cartera dijeron a El País que no fueron porque “no estaban las pautas” salariales prontas. El problema es que queda solo una semana para que termine la negociación salarial del llamado grupo 15.

Las caras de molestia no se disimulaban, ni en los delegados de los trabajadores, ni en los representantes del Ministerio de Salud Pública (MSP) y el de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), dijeron a El País fuentes oficiales. El enojo radicaba en que recién a último momento, en la misma mañana de ayer y cuando todos ya estaban reunidos, el MEF avisó que no iba.

Es la segunda vez que pasa lo mismo. La semana pasada, el SMU, la FUS y las mutualistas también intentaron el que debería haber sido el primer encuentro de los delegados del grupo 15 con los representantes ministeriales, pero se encontraron con que no fue nadie.

El primero en estallar ayer, a través de la red social Twitter, fue el recientemente reelecto presidente del SMU, Julio Trostchansky. El médico señaló que “la ausencia del Ministerio de Economía en el Consejo de Salarios pone en riesgo la salud en Uruguay a pocos días de vencer los convenios”. Sostuvo también que “el ámbito de negociación colectiva debe tener certezas” y que “la sustentabilidad del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS) es una obligación política”.

Consultado por El País, el vocero que eligió el sindicato para este tema, Gustavo Grec-co, señaló: “Nos dejaron plantados. Economía avisó a último momento argumentando que todavía no estaban las pautas para la negociación colectiva del sector. Dijeron que era inútil su presencia en ausencia de pautas, lo cual motivó que no se pueda avanzar nada en la reunión y generó molestia”.

Trostchansky señaló días atrás a El País que se espera que el “aumento o recuperación salarial” que reciban los médicos sea de un 16%. A diferencia de los gremios de la educación, que piden que los incrementos en los sueldos se materialicen de inmediato, el presidente del SMU aclaró que su colectivo está “dispuesto a valorar los compromisos a cinco años”.

Cuando se empiecen a negociar los salarios del sector público, también pedirán que se equiparen los sueldos de los médicos que trabajan en la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) con los de quienes se desempeñan en instituciones privadas.

117 empresas interesadas en la ley que subsidia el salario.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, dijo ayer que hay 117 empresas que hasta el momento pidieron acogerse a los beneficios de la ley de “empleo juvenil”, que subsidia parte de los salarios de los trabajadores contratados con el marco que establece la norma y que pretende compatibilizar trabajo y estudio. Murro dijo también que una empresa del rubro gastronómico pidió 350 cupos para beneficiarse de esta ley que apunta a facilitar la contratación de personas de entre 18 y 29 años. En el caso de mujeres vulnerables, la ley prevé el subsidio por parte del Estado de hasta el 80% del salario. Murro pidió ayuda a los empresarios para que la ley se use todavía más

El funcionario dijo que su cartera pidió formalmente a la Organización Internacional del Trabajo asesoramiento respecto a los posibles impactos en Uruguay de la firma del acuerdo TISA (que apunta a liberalizar el comercio de servicios a nivel mundial) y aseguró que la cartera no tiene una posición sobre el acuerdo que se negocia.

Murro dijo que su ministerio “es un ministerio de diálogo” y que por primera vez se incorporó a personas del ámbito empresarial a sus jerarquías, al disertar en un evento organizado ayer en el hotel Sheraton por la publicación “Somos Uruguay”. El ministro dijo que impulsará modificaciones a la ley de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales e intentará que se incremente la cobertura de accidentes de trabajo a sectores de trabajadores que aún no la tienen.

Murro sostuvo que el concepto de “cultura del trabajo” es un valor fundamentalmente de izquierda y recordó que hace 12 años había un 40% de pobreza en el país, algo que “no se supera de un día para otro”. El ministro elogió la actitud dialoguista de las cámaras empresariales y prometió avances en la formalización del trabajo y en el fortalecimiento del Ministerio de Trabajo, en particular en el Interior del país, donde, admitió, existen carencias.

Con respecto a las Administradoras de Fondos Previsionales (AFAP) Murro consideró que debe darse una discusión sobre cuál debe ser el destino de los recursos que administran.

PAROS Y MOVILIZACIONES.

Lácteos se movilizan en julio.

El sindicato de la industria láctea (Fitil) analiza un paro general el 16 de julio en protesta por el cierre de la empresa Schreiber Foods en San José e intentará que al menos los 75 afiliados al gremio que trabajaban en esa empresa sean absorbidos por otras firmas. Heber Figuerola, sindicalista de Fitil, cuestionó que Schreiber Foods haya comunicado por teléfono a sus 170 empleados que se iba de Uruguay. “No hay seriedad. También se afectó a los productores que remitían a la empresa”, señaló Figuerola a El País. El sindicato también planea realizar cortes de ruta y acciones de difusión y considera que se deben revisar los beneficios que se otorgan a las empresas extranjeras cuando llegan al país. Figuerola admitió que el mercado internacional no ayuda a la industria láctea local ya que descendieron las ventas a Rusia y Venezuela, y China tiene abundante stock pero consideró que “puede ser algo coyuntural”. Antes del cierre de Ecolat (en Nueva Helvecia) y Schreiber Foods trabajaban en la industria láctea local 5.000 personas. La situación de la industria láctea será analizada hoy por el flamante Secretariado Pit-Cnt.

Paro un día antes de las vacaciones.

Los sindicatos de la Educación pararán el próximo viernes, el último día antes del inicio de las vacaciones, en medio de las movilizaciones por el 6% del Producto Bruto Interno (PBI) para el sector, y de las aspiraciones de que la mayoría de este dinero vaya para salarios.

Además de la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU), también se unirá al paro la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), la Federación Nacional de Municipales (FNM) y la Unión Ferroviaria (UF). Juntos, estos grupos presentarán su plataforma completa el próximo miércoles en la sede del Pit-Cnt.

La consigna del paro será: “Por más y mejor Negociación Colectiva en el Sector Público – Por un Presupuesto de cara a las grandes mayoría populares”.

Ese mismo día también parará la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP), en reclamo de mayores salarios y mejor seguridad en los centros de salud.

En tanto, la Asociación de Docentes de Educación Secundaria ya advirtió que los profesores podrían hacer en la capital una huelga al inicio de las vacaciones.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: