FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

XII Congreso del PIT-CNT

Posted by FUECYS LISTA 3 en 5 junio, 2015

Editorial de El Popular N° 310: «El Congreso obrero más grande de todos»

En poco más de una semana se realizará la parte final del XII Congreso del PIT-CNT, central única de trabajadores del Uruguay. Culminará así un rico proceso de lucha, debate y construcción unitaria, del que están participando miles de trabajadoras y trabajadores en todo el país.

En la instancia final participarán 1.152 delegados titulares y un número igual de suplentes, de los 19 departamentos y representando a 79 sindicatos. Será el Congreso más grande de la historia del movimiento sindical. No es cualquier cosa decir eso. No cuando se habla de este movimiento sindical y de su historia.

Ese solo hecho alcanzaría para que tuviera una atención central en la sociedad. Se trata del Congreso, máxima instancia, de la principal organización social del Uruguay, por su cantidad de afiliados, por su peso en la sociedad y por el sector social que representa. Cómo si fuera poco es el más grande Congreso de la historia.

Sin embargo no tiene la centralidad que se merece. Ya ni hablemos de la agenda mediática, ese mundo virtual sesgado e inmediatista, concentrado siempre en lo accesorio y efímero, donde vale más lo que se dice que lo que se hace y la representatividad la da más la espectacularidad de los dichos que el peso real en la sociedad, que vive de la carrera infinita tras lo nuevo, lo último, lo de ahora y ya, y termina siendo una repetición absurda y cíclica de lo viejo. No sorprende que allí no tenga eco o el eco que tenga sea más enfocado hacia la interna y a hipertrofiar los debates. Tampoco sorprende, pero hay que señalarlo, que no ocupe el lugar que merece en el debate público, en el movimiento popular, en la izquierda.

El XII Congreso del PIT-CNT, Delfi Galbiati y Alberto Amorin, es importante por varias razones, en este editorial, le dedicaremos varios, vamos a concentrarnos en algunas.

1) La participación activa en los asuntos públicos es un elemento central para el fortalecimiento de la democracia, en su concepción más clásica y mucho más desde una concepción revolucionaria, que concibe la participación popular como un elemento fundamental e imprescindible para transformar la sociedad.

El hecho de que miles de trabajadoras y trabajadores discutan la situación del mundo, del continente y del país, hagan política y aporten su perspectiva de clase a la política nacional es un acontecimiento democrático relevante. El Congreso del PIT-CNT es desde ambas perspectivas, democrática y revolucionaria, unidas dialécticamente, una formidable contribución. Es en sí mismo un avance del movimiento popular.

La participación organizada de miles es una victoria contra la tendencia hegemónica en la sociedad que promueve el individualismo, la fragmentación de las expresiones sociales y la apatía política y ciudadana.

2) En Uruguay estamos en el marco de un proceso de transformaciones en el que dos bloques políticos y sociales, que expresan fuerzas sociales y políticas con intereses antagónicos y defienden dos proyectos de país, disputan la hegemonía en la sociedad.

En ese escenario de disputa el papel de los trabajadores es esencial, definitorio. De su capacidad de propuesta, de organización, de movilización y de lucha, depende en buen grado la sustentabilidad del proceso de cambios y mucho más aún su perspectiva futura, su filo transformador, para decirlo en términos contemporáneos.

Este XII Congreso del PIT-CNT es un momento de síntesis de ese peso innegable de los trabajadores en la sociedad uruguaya, y como todo momento de síntesis de él debe emerger un resultado práctico y político superador.

Ese es el desafío que tiene planteado el movimiento sindical uruguayo y la superación exitosa del mismo es de vital importancia para todo el movimiento popular, para la izquierda, para la perspectiva emancipadora.

3) Un rasgo característico del movimiento sindical uruguayo es su unidad. No es una característica innata del movimiento sindical, es una conquista estratégica, una construcción histórica, un rasgo distintivo en la región y en el mundo.

Unidad de clase, elemento fundamental para hacer posible y darle potencia a la independencia de clase. Unidad de sindicatos de base, lo que potencia la lucha reivindicativa. Unidad de sindicatos de rama, que agrega a lo reivindicativo posibilidades de propuestas programáticas, conocimiento y síntesis de ramas enteras de la producción, presencia de mayor peso. Unidad en una central única, conquista política para pesar como clase en la sociedad.

Unidad que expresa todas las corrientes de pensamiento, filosóficas y religiosas, todas las razas, todas las opciones sexuales, no hay en el plano social nada más plural ni que abarque más que el movimiento sindical en el Uruguay. Pero que no se queda allí, unidad de trabajadores públicos y trabajadores privados, unidad de trabajadores manuales e intelectuales, unidad de sectores de la producción industrial y de la cultura, unidad de trabajadores rurales y urbanos, unidad de hombres y mujeres, unidad de trabajadores de todas las edades. Unidad de clase.

La unidad no está dada de una vez y para siempre. Su construcción es un proceso permanente y se recrea cada vez. Cuanto más diversos sean los sectores que se integren, cuanto más masiva sea la participación (y hoy es la más masiva que se haya logrado), mayor es el desafío para mantenerla, fortalecerla y proyectarla para el futuro.

La unidad no se impone, exige consenso, se sustenta en él. La unidad no es una consigna ni se garantiza solo con la historia. Requiere un cuerpo de ideas compartido, una perspectiva de largo plazo común, mecanismos democráticos de participación y decisión, participación activa, y por supuesto, lucha compartida.

La unidad no es una meta para el reposo y la tranquilidad de lo logrado. La unidad es una construcción viva para ser herramienta de lucha.

Otro gran desafío de este Congreso del PIT-CNT es defender y proyectar la unidad, que está siempre en tensión, y en los procesos congresuales más. La unidad de las y los trabajadores es estratégica para sí mismos y para todo el pueblo uruguayo.

4) Estamos en un punto de inflexión de la acumulación histórica del pueblo uruguayo, hay una ofensiva del imperialismo y de las fuerzas sociales y políticas que representan a la oligarquía en nuestro país por frenar y hacer retroceder el proceso de cambios.

Hay que levantar perspectiva emancipadora, superadora del capitalismo, hay que construir la fuerza social que la sustente y la defienda, hay que luchar para abrirle camino.

Por eso los trabajadores luchan, el movimiento sindical propone y se moviliza.

Por eso suenan absurdo los que ponen el grito en el cielo porque van 100 días del tercer gobierno del Frente Amplio y el PIT-CNT hizo dos movilizaciones generales y los sindicatos luchan. Lo más llamativo es que son los mismos que criticaban al PIT-CNT por falta de independencia cuando en la campaña electoral se enfrentó la operación de restauración neoliberal. Ahora según esa lectura absurda tendría exceso de independencia.

Ni una cosa ni la otra. El PIT-CNT expresa la perspectiva de clase de los trabajadores. La dicotomía no es movimiento sindical versus gobierno o izquierda social versus izquierda política. Menudo favor se le hace a las clases dominantes al plantearlo así. Por supuesto así lo hacen sus voceros e ideólogos.

Aquí hay dos proyectos de país y hay intereses de clase enfrentados, en el marco de la democracia y el debate de ideas. La contradicción fundamental sigue siendo entre país productivo con justicia social, expansión de derechos y fortalecimiento democrático o retroceso y más dependencia.

Y resolver esa contradicción a favor del pueblo requiere del despliegue de todo el bloque histórico político y social de los cambios. De todo. Y exige lucha.

Por eso como pasó en setiembre de 2014, como pasó el 23 de abril, como pasa en cada conflicto cada día, en los supermercados, en los tambos, en las estancias, en los arrozales, en las obras, en las fábricas, pasará el 11 de junio. Miles de trabajadores en la calle defendiendo los cambios e invitando al pueblo a luchar juntos con el mismo rumbo.

Porque un Congreso de trabajadores no es una instancia de debate de escritorio es un momento de síntesis de la lucha y la mejor síntesis se hace luchando junto al pueblo por un horizonte de emancipación.

Allí estaremos el 11 de junio y días después en el Congreso, compartiendo orgullosos la lucha de las y los trabajadores uruguayos en su central única, nuestro PIT-CNT.

 

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: