FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

Archive for 10 diciembre 2013

MARCHA en SILENCIO. BASTA YA DE IMPUNIDAD

Posted by FUECYS LISTA 3 en 10 diciembre, 2013

1483167_10151827551283339_1372584819_n

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Por la ley 19.162 se estableció la posibilidad de revocación de la opción por el ahorro individual en determinadas condiciones.

Posted by FUECYS LISTA 3 en 10 diciembre, 2013

logo_ert

Por la ley 19.162 se estableció la posibilidad de revocación de la opción por el ahorro individual en determinadas condiciones.
La modificación entrará en vigencia el 03/02/2014.
En el siguiente link les dejamos un pequeño informe elaborado por el E.R.T, el cual puede ayudar a comprender quienes están comprendidos y los pasos para solicitar la revocación.
Para que todos los afiliados tengan la posibilidad de informarse y efectuar la revocación si lo entienden pertinente, es que les solicitamos la máxima difusión posible.

http://www.noticiasbyo.org/2013/12/04/ley-19162-desafiliacion-de-las-afaps/

safe_image

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

10 de diciembre día intencional de los DDHH no mas violencia

Posted by FUECYS LISTA 3 en 10 diciembre, 2013

NO MAS VIOLENCIA 

 RESPETEMOS  Y HAGAMOS RESPETAR

LOS  DERECHOS 

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

10 de Diciembre – Aniversario de la Declaración Universal de los DDHH

Posted by FUECYS LISTA 3 en 9 diciembre, 2013

10 de Diciembre – Aniversario

de la Declaración Universal de

los DDHH

Invitamos a todos a homenajear a las víctimas del terrorismo de Estado el martes 10 de diciembre en el Memorial de los detenidos desaparecidos del Parque Vaz Ferreira a las 19 hs. y convocamos a la marcha impulsada por el Colectivo de Vecinos de Santa Catalina el miércoles 11 de diciembre, a las 19 hs., desde el Obelisco hasta la Universidad.

Montevideo, diciembre de 2013.
Hay fechas que imponen análisis de situación, afirmaciones y rectificaciones. El 10 de diciembre es una de ellas. Su significación es mundial porque nos recuerda a todos la proclamación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aquella respuesta y luz de esperanza nacida desde lo hondo de una humanidad aún perpleja y diezmada por los horrores de la primera mitad del siglo XX, pero que había comprendido que el camino para restañar heridas, preservar la vida humana, garantizar la libertad y la paz entre las personas y los pueblos es el respeto a los derechos y los deberes que ella consagra.
Es bueno que en cada país se haga un balance teniéndola como referencia para no perder el rumbo en cuestiones esenciales.

2013 cierra con un saldo negativo tanto en nuestra América (Haití, Honduras, México, Colombia –a pesar de las conversaciones para la paz-, etc.) como en otras regiones del mundo (Medio Oriente, Asia Central, Sudeste Asiático, Norte de África y Sahel, etc.).

El espionaje a gran escala, el uso de armas químicas y aviones no tripulados con las secuelas de “daños colaterales”, la existencia de prisiones clandestinas –cuyo paradigma es la base de Guantánamo-, las “guerras preventivas”, la desigualdad tremenda de la distribución de la riqueza que cada vez se concentra en menos manos y la existencia de pueblos en la mayor de las miserias, dan la impresión de que el mundo está en manos de matones que no respetan leyes, fronteras ni personas, cuando van tras la única e inconfesable meta de la máxima ganancia. Las potencias hegemónicas, heridas por sus crisis, se lanzan sobre el resto del mundo desenfrenadamente. Pésima noticia y peor ejemplo para los millones de habitantes de un mundo a cuya naturaleza tampoco dejan de degradar.

En nuestro país, ha habido avances tanto en el área económica y social como en la llamada “agenda de derechos”. Sin embargo las denuncias de malos tratos, torturas, ejecuciones extrajudiciales en las cárceles como el asesinato de personas desarmadas por parte de la Policía, ponen en tela de juicio no sólo el accionar de esta institución sino la mentalidad y la formación de esta fuerza cuya principal misión es garantizar los derechos y las libertades de todos los habitantes del país. Plantea también la ineludible cuestión de las responsabilidades políticas de quienes son sus jerarcas y responsables en el ámbito gubernamental.

Si estos hechos son preocupantes y dolorosos, no lo son menos las reacciones y las soluciones propuestas por importantes sectores políticos.

Todos sabemos que nuestra sociedad está fragmentada, que hay problemas de exclusión, de violencia y delincuencia. Todos ellos multifactoriales, de difícil y larga resolución.

También sabemos que no hay un solo tipo de delincuencia sino varios: la derivada de la violencia doméstica (causante del mayor número de asesinatos); la de las estafas, evasiones y blanqueo de capitales; la del tráfico de drogas, armas y personas y la común, la de los hurtos, rapiñas y asaltos a personas y pequeños comercios. Ésta es la que nos agrede directamente en nuestra vida cotidiana y la que, naturalmente, nos despierta miedo y aversión. Es ésta la que, al generar una alta “sensación térmica” en la población, ha sido elegida como joya preciada de la campaña electoral. En aras de su combate se levantan “soluciones” salvadoras: implicar a los militares en la seguridad interna, militarizar la policía, reforzar a los cuerpos de choque (Republicana), bajar la edad de imputabilidad, aumentar las penas. Todas de tipo represivo, todas enfocando un aspecto y desenfocando el problema. Todas como soluciones mágicas. Todas en contra de lo aconsejado en la materia por los que, nacional e intencionalmente, se dedican al tema; todas poniendo a la sociedad como víctima pasiva, con una sola forma de ser activa: armarse y repeler la agresión.

La llamada “mano dura” se ha convertido en una consigna electoral con la que se responde al visceral clamor de una sociedad a la que se visualiza más como una hinchada que como la realidad compleja que es. Realidad que en su complejidad generó las causas profundas de la misma delincuencia que ahora la agrede, pero que también es el único ámbito desde donde nacerán las soluciones que permitirán su progresiva erradicación. Es necesario resignificar distintos procesos como la educación, la rehabilitación, la convivencia y el papel de instituciones y personas para cohesionar la sociedad.

La “mano dura” cuyo fundamento parece ser el de eliminar lo que me molesta no sólo es irresponsable, también es peligrosa. Ella nos puede llevar a una espiral de odio, violencia y venganzas como ya se ha visto en otros países de la región. Nosotros no somos expertos en el tema, pero sí sabemos a dónde se puede llegar con la lógica de la represión. Lo conocimos en nuestro país en el pasado, lo vemos en México con la inútil guerra desatada contra el narcotráfico, que no sólo no lo eliminó sino que lo incrementó, dejando el saldo de decena de miles de muertos y de secuestrados entre los “no-combatientes”, es decir dentro de la población ajena al conflicto que siempre termina siendo la víctima inerme.

Lo vemos en Colombia y en Centro América con los “grupos de autodefensa” que se han convertido en la principal fuente del accionar violento y delictivo. Primitivamente alentados para el combate irregular de “terroristas”, luego de narcotraficantes son ahora poderes fácticos que han sustituido en varias regiones al Estado (que los patrocinó), imponiendo su “ley”, es decir su arbitrio, secuestrando, torturando y matando a todo aquel que consideran su enemigo, desde el delincuente de poca monta que no “trabaja” para ellos hasta los activistas sociales y de los derechos humanos que los denuncian y enfrentan intereses de sus “aliados”.

Así, sucesivamente, hay muchas realidades que nos advierten sobre las formas predominantemente represivas y violentas para combatir el delito.

Desearíamos que los políticos de nuestro país fueran conscientes de los riesgos; que promovieran el análisis profundo del problema, incluyendo la educación en el respeto a los otros, el combate a la violencia intrafamiliar, sobre las mujeres, los niños, los desvalidos. El cómo generar una verdadera cultura de paz y convivencia, cómo disminuir los abismos sociales, cómo depurar la corrupción policial.

Invitamos a todos a reflexionar sobre estos temas, a contribuir cada cual con lo que esté a su alcance para mejorar a nuestra sociedad, a generar un clima de paz, de verdad, de comprensión y de justicia.

Estamos seguros que nuestra sociedad alberga en su seno las fortalezas para hacer de nuestro país un lugar donde valga la pena, sea grato y seguro vivir.

Es función de la política concebir y efectivizar los programas para encontrarlas, potenciarlas y organizarlas. Esa es parte de la pedagogía inherente a las organizaciones políticas y sociales. Esa es la seriedad que se exige, tan opuesta al arreo facilongo y bravucón que propugnan y del que hacen propaganda algunos senadores de la República. Tan opuesta también a la superficialidad campechana de decir que se “pasaron de la raya”. No señor, no son errores ni excesos, son muestras del uso indiscriminado del poder, son delitos para los que no cabe otra cosa que la rigurosa aplicación de la ley y la revisión crítica de en qué manos estamos poniendo las instituciones coercitivas del Estado.

Nos duele que en nuestro país, después de todo lo vivido y construido, fuerzas del orden torturen y asesinen personas indefensas. Nos duele y nos indigna. No cejaremos en la denuncia de estos atropellos ni en los intentos destinados a que nuestro pueblo reflexione sobre sus problemas y los resuelva con lo mejor que los seres humanos tenemos: la capacidad de informarnos, de pensar, de comprender, de crear, de ser fraternales.

Recordemos la Declaración:

Art. 1 “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

Art. 5 “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.”

Invitamos a todos a homenajear a las víctimas del terrorismo de Estado el martes 10 de diciembre en el Memorial de los detenidos desaparecidos del Parque Vaz Ferreira a las 19 hs. y convocamos a la marcha impulsada por el Colectivo de Vecinos de Santa Catalina el miércoles 11 de diciembre, a las 19 hs., desde el Obelisco hasta la Universidad.

1476052_10151827554663339_440867409_n

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

MADIBA, Te vas como viviste, con Honor.

Posted by FUECYS LISTA 3 en 5 diciembre, 2013

1451535_10152096735145883_2095510556_n

images (1)

MADIBA,

nos enseñaste la lucha

por la igualdad y la libertad 

Te vas como viviste, con honor. 

Salu y ARRIBA LOS QUE LUCHAN

Fallecido hoy a los 95 años de edad en su residencia de Johannesburgo, Nelson Mandela constituye uno de los mayores ejemplos de líderes políticos de la humanidad, con un poder de sacrificio y entrega para la historia de su entrañable Sudáfrica.

Figura inconmensurable, tuvo la capacidad de estremecer como nunca a su país y regalar un ejemplo internacional de extraordinarias dimensiones.

Durante el largo período en que estuvo convaleciente en un hospital de Pretoria, con la vida siempre en un hilo por su agravada afección pulmonar, una vez más atrajo multitudes para aglutinar a su pueblo en torno a su figura, además de despertar la admiración y el reconocimiento internacional.

Mandela tuvo, entre otras muchas virtudes, la capacidad de hacer cierta la palabra al pie de la letra.

“Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo”, dijo en una ocasión el hombre que resistió 27 años de prisión.

El queridísimo Madiba (título honorífico concedido por los ancianos del clan Mandela) o Tata, como también lo llamaban afectuosamente, fue el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente el 19 de mayo de 1994.

Dio una de las muestras más extraordinarias de perdón en su incansable batalla por la reconciliación nacional, cuando ofreció todo su apoyo al equipo de rugby los Springboks (gacela de África del Sur) en la disputa de la Copa Mundial de 1995.

Los Springboks habían sido hasta entonces símbolo de los sectores de raza blanca íntimamente ligados al régimen del apartheid, pero Mandela decidió hacer valer la condición de su país de Nación Arcoiris.

El tema inspiró al reputado cineasta y actor estadounidense Clint Eastwood a realizar la película Invictus, que refleja con evidente admiración la sapiencia, entusiasmo, dedicación y estrategia de largo alcance político de Mandela, pese al quebranto permanente de su salud.

Nacido en Mvezo, El Cabo, el 18 de julio de 1918, estudió Derecho en la Universidad de Witwatersrand, y se graduó en 1942 como abogado. La gran cruzada de su vida fue acabar con la discriminación racial y las asimetrías sociales de su Patria.

“Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”, repetía en Robben Island donde fue confinado 27 años de su vida a trabajos forzados y a una diminuta celda en la cual amplió su cultura general y se convirtió en un apasionado de la música clásica y la poesía.

“I am the master of my fate, I am the captain of my soul”, la frase favorita de Mandela, del poema Invictus de William Ernest Henley, guarda relación directa con la esencia del pensamiento del líder histórico del Consejo Nacional Africano (ANC, por sus siglas en ingés).

Tras la creación del Partido Nacional Sudafricano en 1948, con su política de apartheid, Madiba desempeñó un papel relevante dentro del Congreso Nacional Africano (al que ingresó en 1944), especialmente en la Campaña de desobediencia civil de 1952.

Acto seguido, el Congreso del Pueblo de 1955, en el que la adopción de la Carta de la Libertad provee el programa principal en la causa contra el apartheid, Mandela se suma a otra figura de la batalla contra el racismo, Oliver Tambo.

Junto a otros 150 compañeros, Mandela y Tambo fueron arrestados el 5 de diciembre de 1956 y sentenciados a prisión, que cumplen hasta ser liberados en 1961, cuando se les declaró no culpables.

Pero en 1962 Madiba fue arrestado y condenado por sabotaje a cadena perpetua.

Estuvo 27 años en la cárcel, la mayor parte de ellos en Robben Island, donde su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica, con enorme repercusión internacional.

Tras su liberación el 11 de febrero de 1990, Mandela lideró las negociaciones para conseguir una democracia multirracial en Sudáfrica, una de sus grandes quimeras que se hizo realidad en 1994 con las primeras elecciones democráticas por sufragio universal.

Dominó ampliamente los comicios y gobernó de 1994 hasta 1999, con una agenda que dio prioridad a la apertura internacional de Sudáfrica, el agradecimiento directo a todos los países -muy en especial a Cuba-, que contribuyeron a su libertad, a la democracia y también a la independencia de Namibia.

Colocó a la Nación Arcoiris en el mapa internacional ya en el plano de la cooperación, el intercambio y los negocios, y en su permanente afán por la reconciliación, fue artífice además de la sede para su país de la Copa Mundial de Fútbol de 2010.

“Ser libre no es solamente desamarrarse las propias cadenas, sino vivir en una forma que respete y mejore la libertad de los demás”, destacó en una oportunidad Madiba.

Fue laureado con más de 250 galardones internacionales, entre ellos el Premio Nobel de la Paz de 1993. Tuvo seis hijos y contrajo matrimonio con Evelin Ntoko Mase, Winnie Madikizela y, hasta la actualidad, Graca Simbine Machel.

Sudáfrica llora hoy a Nelson Mandela. El mundo también.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

la utopía reaccionaria planteada por las patronales se enfrentó y se enfrenta con lucha

Posted by FUECYS LISTA 3 en 5 diciembre, 2013

Abdala

«la utopía reaccionaria planteada por las patronales se enfrentó y se enfrenta con lucha»

Abdala: «la utopía reaccionaria planteada por las patronales se enfrentó y se enfrenta con lucha»

En la edición anterior (Nº 250) EL POPULAR realizó una entrevista exclusiva con el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, Eduardo Brenta, para conocer el balance del gobierno sobre esta nueva ronda de Consejos de Salarios; en esta oportunidad entrevistamos a Marcelo Abdala, secretario general de la Unión Nacional de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (UNTMRA), y coordinador del PIT-CNT, para incorporar al análisis la visión de los trabajadores.

-Ya sobre la última etapa de esta ronda de los Consejos de Salarios ¿como valoran el camino recorrido?

– Nos encontramos en un proceso de plena actividad, construyendo un balance positivo de los Consejos de Salarios, porque no actuamos como analistas o de un modo contemplativo, sino que los trabajadores actuamos como un vector de transformación de la realidad.

Tenemos diferencias sustantivas con el sector empresarial, ya que para nosotros el desarrollo de relaciones laborales que permitan la expansión de los derechos de los trabajadores deben incluir mejoras en los salarios, categorías, la formación profesional, y sus condiciones de trabajo, es decir las conquistas vinculadas al mundo del trabajo.

Estas conquistas son un factor clave de una estrategia competitiva del país, que en lugar de apostar a productos estándar de bajo costo, intensos en mano de obra barata, apueste a la altísima calidad de los procesos de producción de bienes y servicios con trabajadores bien remunerados, con procesos que permitan el acceso a mecanismos de formación profesional permanente, que apunten a una nueva cultura del trabajo.

Este cambio cultural significa una estrategia competitiva vinculando todo el programa de la clase obrera, con la integración regional en el MERCOSUR, la promoción de encadenamientos productivos, con procesos que permitan que la demanda del Estado sea satisfecha con redes de proveedores nacionales, hablamos del sistema de compras publicas, es una estrategia que busca un salto cualitativo en la transformación de la matriz productiva y en la transformación de las condiciones de los salarios y de vida de los trabajadores.

En definitiva en este transito es que están en juego dos proyectos de país, y tenemos la visión de que en general estos Consejos de Salarios se vienen construyendo con esa perspectiva.

– ¿Que estrategia elaboraron los trabajadores para estos Consejos de Salarios?

– En estos Consejos de Salarios la central de trabajadores se colocó en la perspectiva que se lanzo a fines del año pasado, donde se planteaba retomar la ofensiva y la iniciativa, no solamente por las reivindicaciones inmediatas sino por un proyecto de país productivo, más democrático y con justicia social.

Es importante recordar que mas allá de los mecanismos formales del Poder Ejecutivo para definir el salario mínimo, donde debe realizar una consulta a las partes, patronal y trabajadora, el movimiento sindical aspira a dar un paso más y propone que esto sea un factor de diálogo y de negociación.

Analizando los resultados de estos Consejos de Salarios, están dadas las condiciones para que el Poder Ejecutivo pueda resolver un aumento más sustantivo que permita elevar aun más el salario mínimo nacional a partir del 1º de enero del 2014.

Esto fue planteado en el Consejo Superior Tripartito, sabemos cual es la posición de los empresarios sobre este tema, pero estamos a la espera de que el Poder Ejecutivo no deje pasar esta oportunidad pensando en esta perspectiva.

– ¿Cuales son algunos de los sectores que faltan acordar?

– Nos falta acuerdos en los molinos de arroz, la logística, en los asalariados rurales, en los sectores granjeros, citrícola, y frutícola como los del sector arrocero y la ganadería, faltan ultimar detalles en el sector metalúrgico, pero en general el resultado de los Consejos de Salarios se acercan a un concepto mucho más elevado del mundo del trabajo, de la organización del trabajo, de la concepción de productividad genuina, no solamente en base a los costos laborales.

– ¿Como se entiende que las Cámaras Empresariales planteen que si acceden a las plataformas de los trabajadores, perjudicarían al empleo y su rentabilidad?

– Esto refleja un interés de clase muy claro, y es lógico que así sea en una sociedad capitalista dividida en clases sociales, pero existen distintos componentes que están incidiendo.

El tamaño actual de la masa de desocupados no es la misma que en la década de los 90, o en su punto más extremo en el año 2002, porque sabemos que en el capitalismo cuando hay una gran masa de desocupados tiende a presionar a la baja a los salarios, pero hoy por hoy nos encontramos en niveles muy bajos de desempleo, con un desempleo más estructural por lo tanto más difícil de transformar.

Este escenario requiere una serie de políticas que no solamente son de empleo sino que son de inclusión social, integración regional, cambio de la matriz productiva en general en la base productiva del país.

En un proceso de cambios en América Latina, a un país como el nuestro, con sus características demográficas y del tamaño de sus empresas, no le queda otro camino que especializarse en lo que plantea el movimiento obrero, que supone una producción de alta calidad y construye relaciones laborales superiores. El otro camino es un camino de exclusión y de desregulación que claramente no favorece al país.

En definitiva las patronales en un documento conjunto, de contenido regresivo, de recorte de derechos, de retroceso democrático, que nosotros definimos como “utopía reaccionaria” hicieron sus planteos, nosotros los enfrentamos con lucha y los hemos ido derrotando.

– ¿Que otros aspectos se valoran del rol de los Consejos de Salarios en el Uruguay?

– Para nosotros el despliegue de la negociación colectiva y su versión institucionalizada en los Consejos de Salarios son un factor de profundización de la democracia a nivel general en la sociedad.

Es un proceso en el cual en definitiva no solamente se generan resultados desde el punto de vista de la distribución de la riqueza, que son uno de los objetivos principales de los Consejos de Salarios, con la fijación de los ajustes salariales, de las categorías, la seguridad industrial, la formación profesional, etc., sino que además son un agente de ciudadanía de nuevo tipo.

Además de ser un ámbito en el cual los trabajadores se defienden del capital y organizan sus conquistas, también implica un proceso de la propia experiencia de los trabajadores, como lo han sido estas negociaciones intensas en movilización.

Los trabajadores procesan su síntesis política, organizativa e ideológica en la propia experiencia y en las discusiones de como manejar las cuestiones de la táctica para la negociación, para la movilización, en el sentido de un aprendizaje que es intenso en generar ciudadanía.

Los Consejos de Salarios son un proceso crucial en la perspectiva de avanzar en democracia hacia fases superiores de transformaciones en el país, hablamos del proceso de transformación de la conciencia de los trabajadores de clase en si a clase para si.

Ayudan a que tengan claro el conjunto de parámetros bajo los cuales funciona la sociedad capitalista para ser ellos un agente de la transformación social.

Es mucho más importante el Consejo de Salario en esta perspectiva y con una táctica de amplitud, de masas, de jugar en el quien aísla a quien, de no preocuparse solamente por los aspectos gremiales, convenciendo al pueblo de que las reivindicaciones son justas, porque si nos va bien a los trabajadores le va bien al pueblo.

Comprender la importancia de la vinculación de los Consejos de Salarios con los jubilados, de los niños y las madres jefas de hogar, porque se están comenzando a discutir en los consejos de salarios cuestiones que tienen que ver con el Sistema Nacional de Cuidados, etc., en definitiva, es una herramienta democrática intensa en participación que profundizan la democracia.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

Hace tres décadas llegaban a Montevideo los niños del exilio FUECYS siempre Presente

Posted by FUECYS LISTA 3 en 5 diciembre, 2013

UN ANTICIPO DEL REENCUENTRO DE TODOS LOS ORIENTALES EN LIBERTAD

Hace tres décadas llegaban a Montevideo los niños del exilio

NiñosFoto: Semanario democristiano “Aquí”

En diciembre de 1983, una delegación de 154 niños y adolescentes del exilio llegaron a Uruguay en un avión fletado por el gobierno español, y pasaron las fiestas con sus familiares. Fue el anticipo del gran reencuentro de todos, a partir del retorno a la democracia (1985), cuando dejaron de existir las cárceles políticas, y regresaron decenas de miles de compatriotas que a lo largo de más de 10 años, debieron afincarse en remotos lugares del planeta.

La sede del sindicato de los bancarios (AEBU), frente a Plaza España, en Montevideo, fue un escenario clave en el proceso de reorganización del movimiento sindical, y en las actividades que desplegaban los familiares de los exiliados, los presos políticos, los detenidos-desaparecidos durante los años de plomo (1973-1985).

En 1983, existió una gradual emergencia de la protesta social (ver recuadro), tras las dos grandes derrotas sufridas por el régimen, que por entonces encabezaba el general Gregorio C. Alvarez. En 1980, fue el plebiscito constitucional; y en 1982, las victorias de las corrientes opositoras en el interior de los partidos reconocidos (el wilsonismo entre los blancos; el batllismo antipachequista, entre los colorados), que debían acordar con la dictadura, los términos de una salida.

En AEBU, se reunían los familiares de los exiliados que buscaban ver de qué forma podían contribuir al deseado reencuentro de las familias, en una sociedad cerrada, donde todo era controlado (viajes al exterior, comunicaciones telefónicas, correspondencia). Dos de sus animadoras, eran Mariela Fernández (expresa política, destituida de un banco privado), y Graciela Salomón, funcionaria administrativa del sindicato de los bancarios.

En octubre de aquel año, viajaron a Europa, Victor Vaillant y Ernesto de los Campos, quienes mantuvieron reuniones con los grupos de uruguayos exiliados. En España, se contactaron con la mesa que coordinaba las acciones del Frente Amplio en el exterior (presidida por Hugo Villar). En particular, lo hicieron con Artigas Melgarejo, del Partido Socialista (PS), que al igual que el resto de la izquierda, estaba ilegalizado en Uruguay. En España gobernaba el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y el jefe de gobierno era Felipe González.

Dos semanas después de ese periplo, Vaillant (un exsindicalista, que era dirigente de un ala progresista del Partido Colorado, la Corriente Batllista Independiente,(CBI), escribió una columna en el semanario “Convicción” (17/11/1983), titulada “El exilio”, en la que subrayaba la necesidad de rehacer un tejido social desgarrado, con el reencuentro de la sociedad, teniendo muy en cuenta a las decenas de miles de uruguayos y sus familias, desperdigados por el mundo.

Ese fue un poco el disparador de un movimiento, que derivó en la creación de una Comisión del Reencuentro de los Uruguayo, y del viaje de un grupo de niños y adolescentes del exilio, que pasarían el fin de año con sus familiares en Uruguay, y conocerían, en muchos casos, el país de sus mayores del que solo contaban con registros testimoniales.

En esa comisión, aparte de Vaillant (colorado, que después se integró al Frente Amplio, llegando a ocupar una banca de senador), que la presidió, se integraron Silvia Ferreira de Morelli (hija del caudillo blanco Wilson Ferreira, exiliado en España), Zelmar Lissardy (periodista del semanario democristiano “Aquí”), José Germán Araujo (director de CX30, que al igual que Vaillant fue en democracia senador, por el FA), Mariela Fernández y Graciela Salomón (familiares de exiliados), Virginia Martínez (hoy directora de Televisión Nacional, canal 5, por los familiares de los presos políticos), y Sara Méndez, (que buscaba a su propio hijo, secuestrado en su exilio en Argentina), por los familiares de los desaparecidos.

Con el apoyo del caudillo sindical José D´Elía, este grupo se instaló en la sede del sindicato de los empleados de comercio (FUECI, en Río Negro casi Canelones), donde fue lanzada públicamente la idea del viaje, con una gran respuesta popular. El respaldo de España fue total, así como de organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos y la propia Cruz Roja. En la comitiva que acompañó a los chicos, viajaron delegados de estas organizaciones, parlamentarios (dos senadores y un diputado del PSOE), y periodistas.

Después de ajustar mil detalles organizativos, el viaje se concretó. Un avión de Iberia, llegó al aeropuerto internacional de Carrasco a las 13 horas del 26 de diciembre de 1983. Los 154 niños y adolescentes vestían igual: vaqueros azules, y remera blancas en las que estaban grabadas la Paloma (símbolo de la paz), de Pablo Picasso, con la leyenda: “Uruguay”.

En la terminal aérea, las medidas de seguridad adoptada por el gobierno militar fueron extremas. Los chicos, de entre 3 y 17 años, y la delegación que los acompañó, fueron ubicados en 10 ómnibus, y emprendieron el periplo hasta la sede de AEBU, cerca del Templo Inglés. La bienvenida tributada por los uruguayos desconcertó una vez más al régimen.

Decenas de miles de personas, se volcaron a las calles y recibieron a los niños del exilio, coreando la consigna “tus padres volverán”. El trayecto entre el aeropuerto y AEBU, se desarrolló a lo largo de cuatro horas.

En la sede de los bancarios, en Ciudad Vieja, se produjo el reencuentro de las familias. En muchos casos, los chicos conocieron a quienes eran sus abuelos, sus tíos, sus parientes más cercanos.

Resultaron aquellos momentos de intensa emoción, en que desbordó la alegría. En la Navidad, no habían podido estar juntos (el avión se había retrasado), pero todos celebraron un nuevo año, permaneciendo entre dos y tres semanas en el país, visitando el Estado Centenario en el parque Batlle, la Rural del Prado, recorriendo algunos puntos del interior (Salto, Maldonado, por ejemplo), saludando a sus familiares presos (en las entonces cárceles de Libertad y Punta de Rieles).

Según los “memorándum reservados” del Departamento 2 de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII), de la Policía uruguaya, el regreso de los niños y adolescentes a Europa se produjo en grupos, que viajaron con destino inicial a Buenos Aires, entre el 10 y el 20 de enero de 1984.

Mientras los chicos estuvieron en Uruguay, las movilizaciones de la sociedad civil se acrecentaron en un año que resultó decisivo (caceroleos, distintas formas de protesta). El régimen que según sus voceros se sentía “hostigado”, por los reclamos, aumentó la represión contra la prensa (clausuras, prohibición del ingreso de publicaciones del exterior), cerró medios, (había clausurado CX30, lo que llevo a su director, Germán Araujo, miembro de la Comisión del Reencuentro, a iniciar una huelga de hambre), y el 18 de enero, se produjo el primer paro general en 10 años, decretado por el Plenario Intersindical de Trabajadores (PIT).

La plataforma reivindicativa era amplia: se pedía desde un aumento de salarios, hasta el final de las proscripciones; una amnistía generosa, y el cese de la intervención universitaria. El paro, tuvo un gran acatamiento, especialmente en Montevideo. El gobierno implantó “medidas prontas de seguridad”, y decretó la ilegalización de la central sindical.

Empezaba un agitado 1984, en que coexistieron la movilización popular, la negociación política y una fuerte presión internacional en reclamo de una apertura democrática. La crisis económica y social, que sucedió a la ruptura de la tablita cambiaria en 1982, mucho gravitó en aquella realidad. Hasta que se acordó una fórmula (pacto del Club Naval), hubo elecciones (último domingo de noviembre), con hombres y partidos proscritos.

EL RESURGIR DEL MOVIMIENTO SOCIAL: EL PIT-CNT Y AQUEL 1 DE MAYO DE 1983

“El corte de las negociaciones (entre los militares y los partidos reconocidos por la dictadura, en 1983), constituyó un momento visagra en el proceso transicional. Un vasto movimiento popular que se había ido tejiendo al compás de los reveses electorales del régimen (1980 y 1982), y con cierta autonomía de las iniciativas partidarias, se volcó a manifestar su descontento a través de diversos mecanismos.

Por un lado, se produjo el resurgimiento en la esfera pública del movimiento sindical. La ilegalización de la CNT, en julio de 1973, no había impedido que en la clase trabajadora persistieran formas de organización sindical. Una historia reciente del sindicalismo uruguayo da cuenta de las diversas vertientes que contribuyeron en ese sentido, los grupos de militantes que mantenían una estructura clandestina de la CNT, el sindicalismo de bancarios (AEBU), la Asociación Sindical Uruguaya (ASU), de matriz cristiana, y la Comisión Nacional de Derechos Sindicales (CNDS), órgano de denuncia y asesoramiento legal.

Pero el elemento disparador de una organización sindical a mayor escala fue la ley Nº 15.137 de Asociaciones Profesionales. Esta modalidad habilitaba la formación de organizaciones gremiales de primer grado (es decir, por empresa, pero no por ramas de producción), y fue aprovechada por la militancia sindical para reorganizar centenares de sindicatos de base. El movimiento fue incontenible.

A comienzos de 1983, había irrumpido una numerosa camada de nuevos dirigentes sindicales. “La gran mayoría eran jóvenes, sin vínculos formales con el pasado, que vieron la posibilidad de crear un organismo en defensa de sus intereses, y esto le dio una legitimidad que no pudieron tener las otras experiencias intentadas por los militares (testimonio de Ernesto de los Campos).

Elñ Plenario Intersindical de Trabajadores (PIT), nació como coordinación de esa modalidad de sindicalización, que en realidad no era nueva, sino que venia a recrear el concepto de “central sindical”, que había constituido la CNT, y que tras la dictadura se consolidaría como PIT-CNT, reconociendo ambas trayectorias. El PIT logró la autorización para convocar al acto del 1 de mayo de 1983 y la multitudinaria concentración de ese día, asombró a propios y ajenos. Fue uno de los actos emblemáticos de aquel año y disparador de la movilización social que incidiría en la agenda política, bloqueada por la intransigencia militar”

(“1960-2010. Medio Siglo de Historia Uruguaya”, coordinador Benjamín Nahum, julio de 2012)

AEBU: LAS MARCAS DE LA MEMORIA

El jueves 5 de diciembre se instalará una de las marcas de la memoria que recuerda la llegada de los “niños del exilio”, de hace 30 años, en la sede de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) en la calle Camacuá, frente a Plaza España (Montevideo). En la ceremonia que se iniciará a la hora 17, intervendrá la intendenta de la capital, Ana Olivera y otras autoridades nacionales y departamentales.

En AEBU será inaugurada una exposición gráfica, se proyectará un video que da cuenta de este acontecimiento del que no hay prácticamente registros en los textos de enseñanza de la historia reciente, y se entregará una placa al presidente del sindicato de los bancarios, Gustavo Pérez, en reconocimiento al compromiso asumido por AEBU, en todas las horas, en la defensa de las libertades públicas, cuando éstas fueron conculcadas, y en el reencuentro de los uruguayos.

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

MAS MEMORIA MAS VERDAD MAS Y MEJOR JUSTICIA

Posted by FUECYS LISTA 3 en 5 diciembre, 2013

1466304_361207354014946_680714952_n

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

AMANECER AMARILLO NO A LA BAJA

Posted by FUECYS LISTA 3 en 5 diciembre, 2013

1455895_361025777366437_313352488_n

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »

No te quedes con la duda de las AFAp

Posted by FUECYS LISTA 3 en 3 diciembre, 2013

1454688_433013526821576_1886947503_n

Posted in Uncategorized | Leave a Comment »