FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

“Denuncia de empresarios ante la OIT no se ajusta a la verdad”

Posted by FUECYS LISTA 3 en 31 agosto, 2011

Fuente: La Republica

DIEZ PREGUNTAS AL COORDINADOR DEL PIT-CNT EDGARDO OYENART

Edgardo Oyenart, uno de los tres coordinadores del PIT-CNT, dio su posición sobre la llegada de una misión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a nuestro país, a solicitud del sector empresarial. Espera que los visitantes se manejen con ecuanimidad y conozcan lo que pasaba antes con la negociación colectiva.

MARCELO BUSTAMANTE

¿Qué espera el PIT-CNT de la misión de la OIT que llegó a Uruguay?

Que se maneje con la ecuanimidad que requieren las circunstancias. Estamos en un momento histórico en casi más de cuatro décadas, donde solo hubo negociación colectiva en el primer período posterior a la salida de la dictadura. En 2005 se reinstala la misma y se comienzan a respetar derechos de los trabajadores, que había sido firmado por este Estado en convenciones internacionales y que jamás le importó ni a las patronales ni a los anteriores gobiernos, para que se cumplieran. Por ende, de que se esté cumpliendo en una forma ejemplar, más allá de que la Ley (de Negociación Colectiva) puede ser mejorada. Esperamos que la delegación de la OIT lo vea de esa forma, sepa lo que pasaba antes y lo que pasa ahora.

¿Qué le está faltando al proceso de negociación colectiva para que satisfaga totalmente a la central obrera?

Incluirle en forma clara y expresa aspectos que no son salariales y que tienen que ver con la organización del trabajo, en temas de salud laboral, entre otros, que hoy día se negocian, pero que no está claramente especificado que así sea.

¿Qué rechaza el PIT-CNT del accionar del sector empresarial?

La denuncia que hacen los empresarios (ante la OIT) no se ajusta a la verdad, acá no hay ningún tipo de abuso. Insisto. No se preocuparon desde 1971 cuando se fijaban los precios por Dinacoprin (Dirección Nacional de Costos, Precios e Ingresos). Hasta 2005, solo hubo negociación colectiva en el primer gobierno de Sanguinetti. Entonces, ¿de qué se están quejando ahora? ¿Qué haya una ley que es ejemplo en el mundo de la negociación colectiva y que se tomó como modelo en toda América Latina, para ver cómo se pueden reconocer los derechos de los trabajadores?

La desocupación en Uruguay cayó a niveles históricos. No obstante, ¿ por dónde vienen ahora los reclamos del PIT-CNT para mejorar la situación laboral?

Lo inmediato es un aumento del salario mínimo nacional. Por otro lado, las relaciones laborales siguen conteniendo un aspecto de regulación y de fragilidad muy grande. Es cierto que los niveles de ocupación son altos. Pero ahora, hablamos de trabajo y de calidad del mismo.

Uno de los reclamos de la central obrera refiere a la reducción de la carga impositiva y a la redistribución de la riqueza. ¿El gobierno tiene un tema pendiente en tal sentido?

Ya presentamos un planteo del que no tuvimos respuesta, con propuestas que permitían una rebaja impositiva en los servicios de energía eléctrica y el agua, y que no impactan sensiblemente en la economía. Todavía estamos alejados de una correcta redistribución de la riqueza.

¿Cuánto incide en el accionar del movimiento obrero que el país sea conducido por el FA?

Si nosotros dijéramos que es lo mismo conducir el PIT-CNT en este gobierno que en gobiernos anteriores estaríamos haciendo una lectura equivocada de la realidad. Nosotros tuvimos el reconocimiento de los derechos por los que peleamos por décadas recién en 2005. Hubo una cantidad de avances desde el punto de vista de la justicia laboral que se deben reconocer. Eso no nos convierte en el brazo sindical del partido de gobierno ni nos ubica en la vereda de enfrente tirando piedras.

¿Cómo ve la interna del PIT-CNT, donde aparentemente coexisten dos visiones o corrientes que difieren en su pensamiento y en su accionar?

Lo que hay son los matices que existieron históricamente. A veces se hace una tormenta de matraca en un vaso de agua. Dentro del movimiento sindical tenemos diferencias. Pero obsecuencia en el PIT-CNT no hay.

¿Qué posibilidades tienen los ferroviarios de que sus planteos sean tenidos en cuenta por el Poder Ejecutivo?

Va a tener que ser. Los trabajadores están pensando en un AFE para el futuro y en relaciones laborales en las cuales se contemple el mismo relacionamiento con el Estado para con las nuevas generaciones. No se deben minimizar las propuestas de los trabajadores llegando a la deshonestidad intelectual de decir que no quieren trabajar. A AFE la fundieron los sucesivos gobiernos y no sus funcionarios.

¿No hay temor en el PIT-CNT de que haya una tendencia a la desestatización por parte del gobierno, llámese AFE o iniciativas tales como la PPP?

El problema no es solo estatizar o desestatizar. Ya hay hoy ámbitos de participación público-privado que están absolutamente legitimados y respecto a los cuales nosotros no hemos hecho demasiados problemas, como la instalación de los molinos para la generación de energía eléctrica. Debemos establecer bien claro cuáles son los límites. Seguramente en el FA, donde conviven concepciones ideológicas y de pertenencia de clase diferentes, no es imposible que se tenga una visión de país que sea, para algunos sectores, antagónica a la que tenemos nosotros. Un país sin un Estado fuerte sería un país entregado a las multinacionales.

10 ¿Qué espera el PIT-CNT de su próximo Congreso, a desarrollarse en octubre?

Lo primero es la construcción de unidad. Lo segundo es ir diseñando la estrategia para los próximos años con una plataforma clara basada en los derechos humanos, la eliminación de la impunidad, una mejor redistribución de la riqueza y la defensa de las empresas del Estado.

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: