FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

Los sindicatos ganaron las calles y afectaron tránsito en hora pico

Posted by FUECYS LISTA 3 en 29 noviembre, 2010

Fuente: El País

 

Casi en simultáneo, tres manifestaciones sindicales causaron una fuerte distorsión del tránsito vehicular. En plena hora pico, los gremios del comercio, bancarios y municipales se lanzaron a la calle a protestar por reclamos salariales.

A media tarde, cuando muchos montevideanos salían del trabajo, se encontraron con tres manifestaciones: frente al Montevideo Shopping se concentraron los trabajadores del sector comercio; los bancarios se movilizaron en la sede central del BROU en la Ciudad Vieja; y Adeom Canelones hizo su protesta a metros de Tienda Inglesa a la entrada de Atlántida.

Estas protestas fueron el corolario de una semana a pleno agite sindical.

La Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios (Fuecys) concentró en forma pacífica a más de 600 empleados frente a Montevideo Shopping. La medida se dio en el marco de un paro que afectó a varios comercios y algunos servicios de la zona.

Empleados de supermercados, empresas de servicios y tiendas de ropa cortaron la vía de acceso al centro de la avenida Luis Alberto de Herrera, entre 26 de Marzo y Rivera.

La Fuecys exige la “instalación inmediata de los Consejos de Salarios”, ya que su convenio vence el próximo 31 de diciembre y si no se instala la mesa de negociación “más de 200 mil empleados se perderán el ajuste de enero”, reclamó a gritos su presidente, Ismael Fuentes.

La Policía había montado un importante operativo con más de 50 efectivos y hasta fuerzas de choque. “Nos pidieron todo esto porque supuestamente podía haber disturbios”, dijo el oficial Da Rosa, que estaba a cargo de la seguridad.

Finalmente los policías sólo se dedicaron a desviar el tránsito por poco más de una hora y media.

“En supermercados y tiendas los salarios promedian los $ 6.500, en servicios $ 35 la hora, esto habiendo recuperado lo perdido durante la administración de Jorge Batlle (2000-2005). Las jornadas de trabajo son de 12 o 14 horas y en muchos lugares no pagan nocturnidad”, dijo el sindicalista.

Fuentes fue crítico con el gobierno, al que acusó de “no convocar a los Consejos de Salarios, y le pidió respuestas, porque no quiere “tener más enemigos que los patrones”.

En la proclama, que incluyó bombas, batucadas de tambores y papel picado, también se rechazó la “hipócrita actitud” de la Cámara de Comercio, “haciendo la plancha y especulando, para que la negociación pase para el año que viene”.

Para la ronda salarial, la gremial reclama un salario mínimo de $ 9.600 “y el que crea que está mal reclamar por eso que me lo diga en la cara”, afirmó.

“En el país de primera, no más salarios de segunda”, fue la consigna de la manifestación, que finalizó sobre la hora 19.30 y, según lo constatado por El País, no afectó la operativa de los comercios de los shoppings.

KM 45. En Atlántida, un grupo de 50 trabajadores de Adeom Canelones se concentró en el mojón del kilómetro 45 de la ruta Interbalnearia, a pocos metros de Tienda Inglesa. La protesta, en reclamo de un salario mínimo de $ 14.400 y en rechazo de la propuesta salarial del intendente frenteamplista Marcos Carámbula, consistió en el enlentecimiento del tránsito, a través de la quema de cubiertas y con las pancartas que portaban los manifestantes.

Desde la tardecita, se formaban filas de unos 30 vehículos que marchaban muy lentamente rumbo al Este a causa de la protesta. A pocos metros del lugar, ya se divisaban las columnas de humo y se podía escuchar la batucada improvisada por el grupo de municipales.

Un patrullero, un par de motos de la Policía y otros dos coches de Policía Caminera, con unos pocos efectivos desplegados, se encargaron de controlar el tránsito. “Hace 45 minutos que nos dijeron que en 15 se iban”, dijo resignado unos de los policías encargado del operativo.

En general, los automovilistas no perdieron la calma ante la distorsión del tránsito. Una mujer que iba con su esposo le explicó a un manifestante que “sólo” iban hasta Tienda Inglesa. Pero tras la explicación del sindicalista, el matrimonio accedió y condujo unos metros hasta la próxima entrada.

 

El País Digital

 

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: