FUECYS LISTA 3

Federación Uruguaya de Empleados de Comercio y Servicios

TIENDAS MONTEVIDEO VISTE TUS SUEÑOS, VISTE TU HOGAR ESCLAVIZANDO A SUS EMPLEADAS

Publicado por fueci en 23 junio, 2009

Entrevista a María Cecilia, Silvia, Cintia, Iliana y Caty trabajadoras de Grandes Tiendas Montevideo. “también los tratos, hostigamientos, maltrato adelante de los clientes. Una es vendedora y te hacen hacer muchas otras cosas, que limpiá esto, que arreglá aquello. Si hay cadete en el depósito también es para arreglar y te hacen subir a arreglar el depósito, te hacen cargar con mercadería. Nosotros no tenemos ascensor y es de dos pisos, te hacen subir y bajar con mercadería los dos pisos y ese no es nuestro trabajo. Además nuestro sueldo se basa en las ventas que hacemos y al hacer esas tareas que no nos corresponden, nuestras ventas bajan y nuestros sueldos bajan”

Hernán: Les decíamos en el arranque que es una edición distinta. En el primer bloque de Edición Centenario hacíamos el contacto con Diego Martínez actualizando lo que ha pasado con el conflicto del CASMU.
Pero a esta hora, tenemos el gusto de recibir aquí en el estudio “José Germán Araújo” de la 36 a trabajadoras de una de las tiendas con mucha historia y muy conocida por todos los uruguayos, porque está en todo el país ¿no?

María Cecilia: Sí, está en todo el país…

Hernán: Por más que tiene el nombre de Montevideo.
Hablamos de Grandes Tiendas Montevideo, y como ha pasado en estos últimos dos meses como han desfilado por los micrófonos de la radio, trabajadores de muy distintos ámbitos, fundamentalmente con todo ese tramo que ha sido la última etapa de los Consejos de Salarios. Ahora, ya cerrado ese período y como muchos casos similares que tuvimos de persecución sindical, de adeudos salariales o de los propios ingresos que se están recibiendo y todos los testimonios que teníamos diariamente en las oficinas del Ministerio de Trabajo donde se discutían los acuerdos de los Consejos de Salarios precisamente.
Bueno, a esta altura del año estamos recibiendo a trabajadoras de Grandes Tiendas Montevideo. Están con nosotros María Cecilia, Silvia, Cintia, Iliana y Caty. Y me falta el menor que no tengo el nombre…

María Cecilia: Bruno…

Hernán: Y Bruno que está con María Cecilia, para contarnos la realidad de este ámbito, de lo que están viviendo como trabajadoras de estas tiendas conocidas por muchos de ustedes.
Les damos la bienvenida, el agradecimiento porque estén en la radio hoy y que nos cuenten, nos ayuden a conocer qué realidad viven en ese ámbito de trabajo.
María Cecilia me estaba contando antes de salir al aire que no tenía sindicato ¿no?

María Cecilia: No, no…

Hernán: O por lo menos no sé si habían habido otros intentos…

María Cecilia: Sí, en el 2006 yo participé en un intento de formación sindical y no pudo ser por…

Silvia: Por el tema de la encargada, de la amenaza…

María Cecilia: Sí, sí, sí. Bueno, se disolvió y ahora volvimos en el 2008. ya en agosto me había afiliado y luego comencé a hablar con las compañeras para que se animaran a sindicalizarse. Y bueno, de a poco se fueron animando.
En Gaboto, ellas también, no fue que nos comunicamos, ellas solas fueron…

Hernán: Bien, para tener unos datos previos que yo no les pregunté, ¿hablamos de una tienda que tiene cuántas sucursales en el país?

María Cecilia: 42, 44 más o menos.

Hernán: ¿Quiénes son los dueños de Grandes Tiendas Montevideo? ¿Los conocen?

Silvia: Sí, Jorge Araja y Daniel Araja.

Hernán: Es una empresa de familia digamos…

María Cecilia: Sí.

Hernán: Y hace muchos años que está esta empresa…

Iliana: Sí, desde el 75 me parece.

Hernán: ¿Y cuántos trabajadores tienen?

Silvia: 1.100.

Hernán: Mayoritariamente mujeres, la inmensa mayoría…

Silvia: Sí.

Hernán: ¿Y cómo son las condiciones de trabajo? Porque para hablar de un sindicato, me imagino que el motivo inicial para armar un sindicato es porque hay problemas ¿no? Si las cosas siempre hubieran estado bien para los trabajadores los sindicatos no hubieran surgido quizás…

Silvia: Bueno, primero buenas noches a todas las compañeras y a toda la audiencia y agradecerte a ti por darnos este espacio.
Bueno, el tema por el que se formó el sindicato es por el tema salario que recién ahora como el Estado fijó el mínimo, estamos en el laudo ahí. Anteriormente, yo ya había trabajado en otra época y no se llegaba ni siquiera al mínimo…

Hernán: ¿Se trabajaba sin llegar al mínimo? ¿De qué estamos hablando, de la que atiende al público?

María Cecilia: Sí, de una vendedora.

Silvia: Bueno, también los tratos, hostigamientos, maltrato adelante de los clientes. Una es vendedora y te hacen hacer muchas otras cosas, que limpiá esto, que arreglá aquello. Si hay cadete en el depósito también es para arreglar y te hacen subir a arreglar el depósito, te hacen cargar con mercadería. Nosotros no tenemos ascensor y es de dos pisos, te hacen subir y bajar con mercadería los dos pisos y ese no es nuestro trabajo. Además nuestro sueldo se basa en las ventas que hacemos y al hacer esas tareas que no nos corresponden, nuestras ventas bajan y nuestros sueldos bajan.

Hernán: O sea que tiene un sueldo mínimo fijado y después hay comisiones…

Silvia: Sí, tenemos un laudo, dentro de ese laudo un mínimo fijo y comisiones. Si no llegamos a la venta que tenemos que hacer nos compensan ellos, porque si no compensan quedamos debajo del laudo. Por eso hay una compensación.

Hernán: Y me decías que eso cambió ¿no?

Silvia: Tuvimos aumentos sí.

Hernán: ¿Y el horario de trabajo es de 8 horas?

Silvia: Sí, son 8 horas…

Iliana: Hay algunos horarios que son bastante…

Caty: Horarios cortados…

Iliana: Sí, porque las compañeras están pendientes desde que abre hasta que cierra porque tienen 3 horas y media de descanso. Entonces, la mayoría de las muchachas son muchachas que estudian y eso también hace perder el estudio porque…

Hernán: ¿Cómo sería el horario cortado?

Silvia: De 8:30 a 12:00 y de 15:30 hasta el cierre.

Hernán: Y pasa, como ha pasado con los trabajadores de los supermercados, que se supone que lograron ahora que en las fiestas, en fechas especiales los hacían trabajar hasta tarde y parece que eso ahora cambió. ¿En el caso de ustedes eso cambia también? ¿Les pasa que las hacen quedarse hasta tarde y eso?

María Cecilia: Sí, tenemos que hacer horas extras obligatorias.
Otro tema son las horas extras, porque si bien están bien puestas…

Iliana: Están bien pagas pero en realidad la cantidad que hacemos no es la que nos pagan. Por ejemplo, a una compañera le pasó que figuraba de tal a tal hora, tenía anotado en su agenda, nosotros marcamos tarjeta así que queda registrado. Llamaron y tenía menos horas, le dijeron que no, que ella había hecho menos horas.
O sea, en realidad te pagan bien el dinero pero no te pagan la cantidad de horas que hacés en realidad.

Hernán: ¿Y en el caso de las fiestas y fechas especiales, qué horario se hace? ¿Se estira mucho?

María Cecilia: Sí, te hacen hacer desde las 8:30 de la mañana hasta las 22:00. día de la madre y eso también…

Iliana: Y te cortan el descanso también.

Silvia: Sí, casi siempre en el día de la madre o del padre, trabajás sábados que en lo común sería medio horario y se trabaja hasta las 10:00 de la noche con solo media hora de descanso. Trabajás todo el día con media hora de descanso nada más.

Hernán: ¿Y eso es parte de los reclamos también, el modificar eso?

María Cecilia: También, porque en el caso de los sábados cuando nos toca trabajar dicen que las horas las pagan libres, porque como el sueldo es por mes incluye sábado y domingo. Entonces si trabajamos un sábado desde las 8:00 de la mañana hasta las 10:00 de la noche, empiezan a correr las horas extras después de las 4:00 de la tarde, después de las 8 horas, si no son horas simples, no te las pagan dobles.

Hernán: En lo salarial me dijeron que tuvieron algunos aumentos. ¿Hay algo pendiente, algún reclamo pendiente?

Iliana: Estamos esperando la retroactividad.

Silvia: Ahí está, que supuestamente ahora con el cobro nos pagan esa retroactividad.

Hernán: ¿Ahora están en una etapa de rearmar el sindicato nuevamente?

Silvia: Claro, estamos en eso. Porque el primer sindicato se armó solamente en CND que es el depósito. Y se disolvió porque realmente sobornaban, ofrecían dinero y así lo fueron disolviendo. El encargado llegó a agarrar a puños de golpe a uno de los sindicalizados, así lo fueron disolviendo.

Hernán: Eso fue en el 2006…

Silvia: Y después, cuando contaba María Cecilia se había afiliado duró una semana no más…

María Cecilia: Sí, un poquito más pero nos reunieron y nos dijeron, bueno, el ambiente de trabajo era horrible, estaban todo el tiempo observándonos, no nos dejaban hablar entre compañeras y llegó el punto de que nos amenazaron. Nosotros antes del sindicato teníamos un ambiente de trabajo tranquilo y nos amenazaron diciendo que si no nos desafiliábamos iban a mandar a las encargadas a otras sucursales e iban a venir otras encargadas más rigurosas.
Y bueno, las compañeras se asustaron, y en el medio de todo eso está también el miedo de perder el trabajo y…

Hernán: Claro.
¿Cuándo fue eso?

María Cecilia: En el 2006.
Y bueno, se fue cambiando el personal desde el 2006 hasta ahora. De ese sindicato quedamos 3, yo me animé, se animaron las compañeras nuevas y estamos luchándola para poder seguir.

Hernán: ¿Y en ese momento se les planteó directamente que no podía haber sindicato?

María Cecilia: Se nos planteó de que si había algo mal por qué no hablamos con ellas…

Silvia: O sea, arreglarla de persona a persona cuando esto es algo más que eso…

Hernán: Claro, total somos una gran familia.

María Cecilia: Inclusive, cuando yo me afilié, pasó el tiempo y se fueron enterando encargadas y supervisoras, la supervisora intentó sobornarme también. Yo tenía problemas con mi nene y por ese lado ella quiso sacarme ofreciéndome dinero.

Hernán: O sea, quiso aprovecharse de un problema familiar, personal para… mirá vos… qué bárbaro…

María Cecilia: Y a Paola también le ofrecieron…

Silvia: Sí, a otra compañera le ofrecieron $60.000.

María Cecilia: O sea, ofrecía cosas descabelladas, porque si la compañera no supiera era dinero que ya lo tenía por la legal. Ofrecía cosas descabelladas… (risas)

Hernán: Bueno, y ahora están en una etapa de rearmar me decían. ¿En qué están? ¿Han hablado con la patronal como gremio?

Silvia: Sí, estamos yendo a la DINATRA, semanalmente estamos yendo la patronal y nosotras y el secretario general de FUECI, Jorge Peloche. Porque también nos querían asustar con el tema de que nos iban a despedir, “al que se mete en el sindicato al otro día lo echan”, ese es el susto que tienen todas y por eso las demás compañeras no se afilian.
Queríamos informarles que sí, que acá hace 2 meses o más que estamos, que la ley nos ampara, es nuestro derecho y no nos despiden porque somos buenas funcionarias y no es tema sindical. Entonces, claro, muchas están asustadas, amenazadas y por eso no se han afiliado.

Hernán: Están yendo todas las semanas a DINATRA, me decías. ¿Qué pasa en esas reuniones? ¿Ustedes están planteando una plataforma, alguna serie de reclamos?

Cintia: Estamos tratando de que no haya acoso ni hostigamiento hacia el sindicato. En realidad todavía no tenemos una plataforma armada, primero tratamos de que nos respeten como sindicato que es lo que no está pasando.

Silvia: Sí, es como que estamos en punto cero porque ellos continuamente siguen en la misma postura de tratar de parar el sindicato.

Hernán: En el Ministerio las reuniones son con los patrones y alguien representante de la DINATRA (Dirección Nacional de Trabajo)…

Silvia: Sí, abogados, son tripartitas.

Hernán: ¿Y ahí qué dice la empresa cuando hablan adelante de los representantes del Ministerio? ¿Son abogados que van representando a la empresa?

Silvia: Es un abogado y tres supervisores.

Hernán: ¿Y qué dicen en esas reuniones? ¿Ustedes denuncian ese hostigamiento?

María Cecilia: Sí, sí. Y algunos dicen que cómo puede pasar en una sucursal y en el resto no. entonces se agarran por ese lado, como que es un caso aislado y en realidad es en todas las casas, lo que pasa es que nadie se anima a enfrentar.

Hernán: O sea que la preocupación central que tienen ahora es esa situación, que se les permita organizar el sindicato sin esa situación de hostigamiento…

Iliana: Por ejemplo, nos llegó a pasar que en un supervisor dijo en DINATRA que la tienda es la que nos da de comer, cuando la tienda es un…

Hernán: No, y ustedes les dan de comer a los patrones…

Iliana: Y sí, la tienda te da trabajo, no te da de comer como dicen ellos…

Caty: Es un cambio, trabajo por salario…

Iliana: Por un salario que apenas está por encima del laudo.

Hernán: ¿De cuánto podemos hablar en un salario promedio hoy?

Silvia: Promedio, una vendedora de segunda $4.200 más 800 o 900 en tickets de alimentación.

Hernán: ¿Eso más las comisiones de ventas?

Silvia: No, no, eso…

María Cecilia: Es decir, el laudo ahora son $6.100 en bruto. Es un poco pero no es mucho realmente.

Cintia: Yo lo que quiero aclarar de los sueldos es que nosotros tenemos una base de $2.100 y después las comisiones.

Hernán: ¿Cuánto está el salario mínimo?

Silvia: $4.500, por ahí.

Hernán: La base sigue siendo menos del mínimo…

Cintia: Sí, y después si no llegás a las ventas, que las vendedoras de primera tienen que vender $330.000 y las de segunda $250.000 por mes para llegar al mínimo.

Hernán: Es bastante ¿no?

Silvia: Sí, muy pocas compañeras llegan…

Iliana: Y si vos no llegás te complementan…

Silvia: Porque tienen que llegar al laudo que por ley nos corresponde a cada categoría.

Hernán: Bien. ¿Hay otros gremios similares con los que estén en contacto de otras empresas del rubro?

María Cecilia: Compañeras sindicalizadas en empresas similares, Chic Parisien, Lolita, Harrington…

Hernán: ¿Y están en contacto? ¿Esos gremios vienen ya más afianzados?

María Cecilia: Algunos han logrado, Harrington ha logrado cosas.

Hernán: Bien. Decir por las dudas alguna referencia para alguna trabajadora que no se ha animado a ponerse en contacto, si tienen un lugar y día de reunión, un correo electrónico, etc. ¿Cómo se pone en contacto?

María Cecilia: Nosotros colocamos carteleras sindicales en la mayoría de los locales de Montevideo donde dejamos los celulares…

Hernán: Que es parte de sus derechos, los patrones no pueden sacar las carteleras sindicales…

Silvia: Sí, y ha sucedido…

Iliana: A nosotros nos pasó que un supervisor sacó material de la cartelera…

Hernán: ¿Dónde es eso?

Iliana: En 18 y Gaboto.

Hernán: ¿Carteleras y qué otra vía de contacto con el sindicato?

María Cecilia: En FUECI, allí preguntan por Jorge Peloche y él los va a derivar a alguna de nosotras.

Hernán: ¿Ustedes tienen algún día de reunión fijo?

María Cecilia: Lunes, miércoles y viernes es cuando pueden contactar a Jorge Peloche.

Hernán: ¿Del teléfono se acuerdan?

Silvia: 901 1982, este es el teléfono de FUECI. Después el 099 572 357 es de Cintia, el mío es 099 747 221.

Iliana: Y decirle a las compañeras que están escuchando que se animen, que no tengan miedo, que no se callen.
Nosotros hemos logrado por ejemplo que nos respeten, estamos trabajando un poco más tranquilos. Ya no hacemos trabajos que no nos corresponden como subir al depósito a arreglar porque no es nuestro trabajo y nos dedicamos a hacer lo que tenemos que hacer. Entonces, nosotras ya estamos trabajando más cómodas gracias a estar afiliadas al sindicato. Es al revés, estamos mejor que otras que no están sindicalizadas. Y si alguna quiere armar que lo haga enseguida, porque donde se ponga a dar vueltas y se enteren la echan, como está pasando.

Hernán: ¿Pero han echado a alguien en este último tramo o son amenazas? Porque se supone que no se puede echar por militante sindical…

Iliana: Ah, claro, pero las que no están sindicalizadas sí, por eso.

Hernán: Bien, la radio, como pasa con todos los trabajadores, está a la orden para lo que quieran comunicar y muchas gracias por venir…

Silvia: Muchas gracias a ustedes por el espacio…

Iliana: Queremos agradecerle a la radio 36 por habernos permitido. Decir que nuestro sindicato es una realidad y que vamos a seguir adelante. Invitamos a todas las compañeras que se animen, que nos apoyen…

Hernán: ¿En el interior también están sindicalizándose?

Silvia: No, todavía no hemos llegado, todavía había locales en Montevideo que no sabían que estábamos yendo al Ministerio de Trabajo con la patronal.

Iliana: Para ellos es un cuco el sindicato y no lo informan…

María Cecilia: No informan que es un derecho.

Hernán: Bueno, a todas muchas gracias, estamos a la orden, no aflojen. Ahora se viene una época de mucho trabajo así que es una buena época para que los patrones sientan la fuerza de un gremio ¿no? porque les debe importar recaudar bastante en estas fechas.
Gracias y estamos a la orden…

Silvia: Muchas gracias a ustedes.

About these ads

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 34 seguidores

%d personas les gusta esto: